Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

WWF/Adena pide medidas para proteger al alimoche frente al uso de veneno

Su población ha sufrido en los últimos 15 años un descenso del 25% en la Península Ibérica

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 25 mayo de 2007
El regreso de la población de alimoche desde sus áreas de invernada en África ha supuesto el inicio de las actuaciones englobadas en el proyecto de conservación que sobre la especie realiza WWF/Adena en las Hoces del Riaza desde 2000. Teniendo en cuenta la grave situación del ave en España, la organización ha reclamado nuevamente la adopción de medidas específicas para su protección, especialmente contra el uso de veneno. Esta rapaz migradora, que alcanzó el número de nueve parejas reproductoras en este espacio natural protegido en 2006, ha protagonizado un preocupante descenso poblacional desde inicios de la década de los 90, ligado principalmente al repunte de envenenamientos en sus alrededores. Así, en el conjunto de las Hoces del Río Riaza, al menos, 10 ejemplares han muerto envenenados desde 1996. Por ello, WWF/Adena desarrolla en las Hoces un proyecto pionero de conservación y seguimiento del alimoche desde 2000, año en el que inició las actuaciones sobre la especie con el apoyo de un proyecto LIFE de la UE.

El proyecto de conservación incluirá un año más el censo de las parejas reproductoras, lo que permitirá la localización de nidos y su vigilancia durante la época de cría. Otra iniciativa consistirá en el radioseguimiento de ejemplares marcados, mediante técnicas telemétricas, obteniendo información valiosa sobre su situación en la zona, así como la localización de posibles individuos envenenados. Por último, el seguimiento de los tendidos eléctricos peligrosos del entorno de las Hoces completará el proyecto.

Las poblaciones de alimoche han sufrido en los últimos 15 años un descenso del 25% en la Península Ibérica, según el último censo nacional realizado por SEO/BirdLife. Esta alarmante situación justificó que la especie fuese catalogada como "En Peligro de Extinción" en la reciente revisión del Libro Rojo de los Vertebrados Españoles. La causa más importante de este grave retroceso poblacional en España lo constituye el uso de veneno. De hecho, se han contabilizado, entre 1990 y 2005, 144 ejemplares muertos por esta razón, según el banco de datos del Proyecto contra el veneno de WWF/Adena. Castilla y León, que da cobijo a cerca del 30% de la población de la especie en nuestro país, encabeza la lista de las comunidades con más alimoches envenenados, con 59 individuos. WWF/Adena vuelve a demandar por ello la puesta en marcha de planes regionales contra el uso ilegal de cebos envenenados.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones