Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Consejos para ahorrar combustible al conducir

La forma de conducir el automóvil puede suponer importantes diferencias en el consumo de combustible.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 16 julio de 2003
El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha hecho públicos una serie de consejos sobre la forma de conducir del automóvil y su uso en viaje, las recomendaciones son:

- Arrancar el motor sin pisar el acelerador.

- Comenzar a circular inmediatamente después de arrancar el motor. Esperar parado con el motor en marcha consume energía y no aporta ninguna ventaja.

- En los motores de gasolina, iniciar la marcha inmediatamente después del arranque.

- En los motores diesel, esperaremos unos segundos antes de comenzar la marcha. - En paradas prolongadas, es decir, mayores de 60 segundos, es recomendable apagar el motor.

- Lo más adecuado es circular en las marchas más largas y a bajas revoluciones.

- Mantener la velocidad de circulación lo más uniforme posible; evitar frenazos, aceleraciones y cambios de marcha innecesarios, ahorra energía.

- Para desacelerar, levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha engranada en ese instante.

- Si es necesario, frenaremos de forma suave con el pedal de freno, reduciendo la marcha lo más tarde posible.

-Siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detendremos el coche sin reducir previamente la marcha.

-Utilizar la primera marcha sólo al inicio y cambiar a la segunda a los dos segundos o seis metros de conducción.

Para ahorrar combustible en viajes:

- Planificar la ruta y escoger el camino menos congestionado.

- Evitar la sobrecarga del vehículo ocasionada por el exceso de personas y de objetos.

- Solo el uso de la baca, vacía o no, aumenta el consumo del carburante entre un 2 y un 35 por ciento. Es aconsejable retirarla si no se está usando.

- El uso del aire acondicionado incrementa hasta un 20% el consumo de carburante.

- No llevaremos las ventanillas totalmente abiertas cuando conduzcamos. En su lugar, podemos recurrir a la ventilación forzada del coche.

- Consumir gasolina del octanaje establecido por el fabricante del vehículo.

- Revisar el consumo de carburante periódicamente. Si los datos varían, puede haber algún fallo en el vehículo.

- No utilizar el coche para trayectos muy cortos. Puede llegar a consumir 20 litros/100 km en pequeños recorridos urbanos, más del doble que en carretera.

- Tendremos en cuenta que existen alternativas para realizar los desplazamientos, tales como el transporte público, la bici o caminar, en el caso de distancias cortas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones