Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Cursos de ahorro de combustible

En cuatro horas de clase se puede aprender a aplicar una serie de técnicas para ahorrar carburante en la conducción y no dañar de forma tan considerable el medio ambiente.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 21 febrero de 2005
Img gasolinaAtendiendo a los datos hechos públicos por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), los españoles podríamos ahorrar un 15% anual en combustible con una conducción más económica y sin disminuir la velocidad media. Si todos los conductores aplicasen las técnicas de conducción económica en España se ahorrarían 2.555 millones de litros de combustible, lo que supone que podrían circular gratis 2,6 millones de automóviles y se economizarían 2.134 millones de euros cada año (una media de 136 euros por conductor).

A los resultados beneficiosos para nuestros bolsillos debe sumarse el efecto positivo en el medio ambiente. Con una conducción eficiente se lograría una reducción de las emisiones de CO2 de 6,3 millones de toneladas, lo equivalente a plantar 48 millones de árboles en nuestro país. También hay que considerar el grave problema de la contaminación acústica: el ruido provocado por un coche a 4.000 rpm, equivale al de 32 vehículos a 2.000 vueltas. Por ello, se recomienda cambiar de marcha antes de las 2.000 rpm en vehículos diesel y antes de alcanzar las 2.500 en gasolina.

Para generalizar el uso de esta forma de conducir, el Real Automóvil Club de Catalunya (RACC) y IDAE han puesto en marcha cursos formativos de cuatro horas que ofrecen contenidos teóricos y prácticos (en un recorrido urbano) con monitores expertos que explican las técnicas al volante para aprovechar la eficiencia energética de los vehículos actuales.

Conducir con anticipación y de manera relajada, guardar la adecuada distancia de seguridad, arrancar sin acelerar y cambiar de primera a segunda marcha a los dos segundos, o seis metros aproximadamente, son algunas de las técnicas que se ofrecen en el curso. Asimismo, usar las marchas largas (incluso cuarta y quinta en recorridos urbanos) y reducir de marcha lo más tarde posible en deceleraciones son también estrategias efectivas para ahorrar carburante.

Además, otro de los objetivos que se plantea en estos cursos es buscar el consumo 0, lo que significa aprovechar la fuerza del motor a través de la transmisión y conducir siempre que sea posible sin acelerar.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones