Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Elementos del equipo de audio

Una buena fuente de sonido, un cableado adecuado y unos buenos altavoces hacen del automóvil un estupendo lugar donde escuchar música

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 9 octubre de 2006
"Tweeter", "subwoofer", capacitador, fuente... en las próximas líneas aclaramos el significado y la función de los distintos elementos que pueden integrar un equipo de audio para el automóvil.

Fuente: se refiere a lo que antiguamente se llamaba "radiocasette". Es el aparato que reproduce el disco compacto o el DVD. Los botones para su manejo han desaparecido: actualmente cuentan con pantallas táctiles o incluso obedecen la voz del conductor.

Din y 2Din: Medidas estándar para el hueco del salpicadero donde encajan las fuentes. La incorporación de pantallas ha llevado a muchos fabricantes a duplicar el tamaño del frontal, que se conoce como 2Din.

Altavoces: pueden ser de una, dos o tres vías. Los de dos y tres vías no son sino dos o tres altavoces unidos en un mismo cuerpo. Cada vía reproduce una gama de frecuencias concretas obteniendo así un sonido de mayor calidad.

Tweeter: pequeño altavoz, generalmente de aspecto metálico, destinado a reproducir los sonidos más agudos.

Subwoofer: altavoz de grandes dimensiones destinado a reproducir las frecuencias graves, los "bajos". Pueden montarse en cajas de resonancia para potenciar este efecto.

Amplificador: incrementa la potencia del sonido. Cuando la potencia de la fuente de sonido no es suficiente para 'alimentar' unos buenos altavoces, es necesario añadir uno o más amplificadores.

Capacitador: condensador que acumula carga eléctrica y la suelta en milisegundos. Es un complemento al amplificador y actúa en los "picos" de sonido, cuando la potencia del propio "ampli" no es suficiente.

Batería adicional: el consumo de todos los elementos anteriores puede descargar la batería del coche en unas pocas horas. En equipos de car audio muy potentes puede ser necesario instalar una batería adicional que tiene, como característica especial, una mayor capacidad para entregar más potencia en periodos más cortos de tiempo.

Blocks de distribución: reparten la potencia a distintos elementos. Cuentan con voltímetros y amperímetros para comprobar si la reparten de forma adecuada.

Fusibles: para evitar el incendio del circuito eléctrico. Pueden ser AGU, un tubo de vidrio con un filamento en su interior, o ANL, dos chapas metálicas unidas por una sección de material más débil que se funde en caso de sobrecalentamiento.

Cables: variedad de materiales y grosores, según el uso que se les vaya a dar: conexión de altavoces, de amplificadores, etc.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones