Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Web de prensa

Web de prensa de EROSKI CONSUMER

Para resolver cualquier duda o aclarar cualquier información ponte en contacto con nosotros en los teléfonos (+0034)946211627 o (+0034)946211847 o el email info@consumer.es.


Analizadas las perreras gestionadas, contratadas o subvencionadas en 18 capitales españolas

Las perreras ofrecen un servicio aceptable, aunque precisan mejoras en información y dotación de servicios

  • Dejar un animal en estos centros puede llegar a costar a su dueño hasta 210 euros, y la adopción, 85 euros
  • Sólo en cuatro centros reconocen sacrificar a los animales
  • Se han hallado grandes diferencias entre unas ciudades y otras

Las perreras no gozan de buena imagen. La realidad, sin embargo, no sustenta este prejuicio. El estado de la mayoría es aceptable, aunque las deficiencias son significativas. Las principales: una información y atención al ciudadano pobre y una dotación de servicios mejorable (una de cada cuatro no cuenta con controles veterinarios periódicos y una de cada tres no sigue un calendario de vacunas). Así lo ha comprobado CONSUMER EROSKI en el análisis de los 18 centros de recogida de animales gestionados, contratados o subvencionados por los ayuntamientos de otras tantas capitales (A Coruña, Alicante, Barcelona, Bilbao, Cádiz, Córdoba, Granada, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza). También se ha constatado que, aunque pueda resultar paradójico y contrario al fomento de actitudes cívicas, dejar un perro en estos albergues no sale gratis. Si una persona decide desprenderse de su mascota y acude a una perrera, en seis de las ciudades analizadas deberá desembolsar una cantidad que va desde los 25 euros hasta los 210 euros. En dos de cada tres ciudades también tendrán que pagar quienes deseen adoptar alguno de los animales depositados en estas instalaciones (desde 10 euros hasta 85 euros) o aquellos propietarios cuyo can se ha extraviado y lo han recogido y cuidado los servicios municipales (el coste depende, entre otros factores, del número de días que ha permanecido en la perrera).

Se solicitó información a los 18 ayuntamientos y los técnicos de la revista, haciéndose pasar por ciudadanos interesados en adoptar un gato o un perro, visitaron las instalaciones en julio. De esta forma, se pudo comprobar su estado, mantenimiento y limpieza, así como el de los animales que allí se alojaban. También se evaluó la dotación de servicios y de personal, las rutinas de alimentación de los animales o la atención sanitaria que se les brinda. Los centros con mejor valoración ("muy bien") fueron los de Barcelona, Madrid y San Sebastián. Les siguen, con una calificación de "bien", Murcia, Sevilla, Valencia, Vitoria y Zaragoza. Los de Valladolid, Málaga, Pamplona, Granada, Cádiz y Alicante se quedan en un mediocre "aceptable", mientras que A Coruña, Bilbao, Córdoba y Oviedo suspendieron con un "regular".

Ninguna ordenanza establece el número de cuidadores y veterinarios que precisa un centro de acogida de animales. Lo habitual es que en estos albergues trabajen entre uno y tres veterinarios, a los que se suman cuidadores, personal de administración y guardas de seguridad. Su dotación varía de unas ciudades a otras, aunque la mayoría se sitúa entre cinco y diez personas. Su labor se complementa con la colaboración de voluntarios, particularmente destacada en Barcelona (50 personas) y, en menor medida, en Madrid y Vitoria (7 personas). La capacidad va de los 500 animales del centro de Madrid a los 30 de Bilbao. En cinco centros se superaba el aforo: Granada, Sevilla, Valladolid, Alicante y Valencia. En los dos últimos casos, el número de perros y gatos duplicaba el de plazas disponibles.

SACRIFICAR O NO A LOS ANIMALES

¿Qué hacer cuando se ven desbordados? Sólo en cuatro ayuntamientos o refugios consultados (Córdoba, Murcia, San Sebastián y Zaragoza) admiten que sacrifican a los animales. El resto opta por poner en marcha una campaña de adopción urgente (A Coruña, Oviedo y Vitoria) o los trasladan a otros centros (Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Pamplona, Valencia y Valladolid). En Granada y Sevilla no facilitaron esta información, pero sus ordenanzas establecen que una vez cumplido el tiempo máximo que pueden estar en el centro, se llevará a cabo la donación o el sacrificio. Eso sí, en todos los refugios se sacrifican los animales cuando estos son agresivos o tienen enfermedades graves y/o infecciosas o sufren heridas graves por maltrato. Según los datos obtenidos a través de los ayuntamientos y los encargados de los refugios, en 2008 se sacrificaron 10.362 animales de compañía en los 12 centros donde proporcionaron esta información (en el resto de las ocasiones, indicaron que no les estaba permitido facilitar los datos).

ABANDONAR UN ANIMAL TAMBIÉN SUPONE UN COSTE

Una media de 78 mascotas se abandonaron cada día del año pasado en las 15 capitales en las que se obtuvo la información (no están incluidas Alicante, Cádiz y Granada). Dentro de ese grupo, el 34% de los dueños se acercaron hasta los centros analizados para entregar el animal. El resto los abandonaron en la vía pública, conducta que se cataloga en todas las ciudades como una falta grave o muy grave por ser "cruel y degradante", pero, sorprendentemente, dejarlo en el centro de acogida no sale gratis. En San Sebastián supone un coste de 210 euros, aunque los trabajadores aseguran que si el propietario del animal no puede hacer frente al pago, también se acepta sin abonar esa tasa. En Córdoba, Málaga, Murcia, Oviedo, Sevilla, Valladolid y Zaragoza dejar al animal en instalaciones de este tipo no tiene una repercusión económica para el dueño del animal. Por último, en Barcelona y Valencia no permiten al propietario dejar al animal en sus instalaciones. Sí se comprometen a buscar un hogar de acogida, pero, mientras tanto, el dueño debe mantener al animal en su casa.

Si la mascota se ha extraviado, cuando su dueño vaya a recogerla tendrá que pagar en la mayoría de las ciudades por su manutención y, en el supuesto de que haya sido necesario, por la colocación del microchip (obligatorio en 10 de las 18 ciudades analizadas) o de las vacunas pertinentes. Tan sólo en Murcia, Oviedo y Valladolid aseguran que no es preciso pagar estos gastos. En las 15 ciudades que facilitaron datos, se devolvieron 3.770 animales a sus propietarios, un 11% del total de animales recogidos (destaca Barcelona porque se devuelven un 30% de ellos, frente al 4% de Murcia y Valencia y al 5% de Córdoba).

El 40% de los animales que se abandonaron en 2008 en las 15 ciudades que proporcionaron datos a esta revista encontró un nuevo hogar. La mayor proporción se da en Vitoria, el 91% de los animales abandonados fue adoptado por una nueva familia; en Valladolid, un 80%; y en Barcelona son tres de cada cuatro animales. Sin embargo, en Málaga y Murcia se adoptan sólo una de cada cinco mascotas abandonadas. La adopción no es gratuita. Sólo se han encontrado dos centros en los que llevarse un animal no cuesta nada: los de Murcia y Valladolid. En el resto hay que pagar la instalación del microchip y los servicios veterinarios. Las tarifas, por tanto, pueden variar.

Nota final de los centros de protección animal y calificación media
(según el informe de CONSUMER EROSKI)
CIUDADInfraestructuras del centro1Servicios y cuidados a los animales2Limpieza y mantenimiento instalaciones3
A CoruñaAceptableBienMuy Bien
AlicanteBienAceptableMuy Bien
BarcelonaMuy BienMuy BienMuy Bien
BilbaoBienMuy BienMal
Cádiz-RotaBienBienBien
CórdobaAceptableRegularMal
GranadaAceptableAceptableMuy Bien
MadridMuy BienMuy BienMuy Bien
MálagaAceptableRegularMuy Bien
MurciaBienAceptableBien
OviedoBienRegularMal
PamplonaBienAceptableAceptable
San SebastiánMuy BienBienMuy Bien
SevillaBienBienMuy Bien
ValenciaBienAceptableMuy Bien
ValladolidAceptableAceptableMuy Bien
VitoriaAceptableBienBien
ZaragozaBienAceptableMuy Bien
MediaBienAceptableBien
CIUDADSeguridad de las instalaciones4Información facilitada5Valoración final
A CoruñaMalBienRegular
AlicanteAceptableMalAceptable
BarcelonaMuy BienMuy BienMuy Bien
BilbaoAceptableBienRegular
Cádiz-RotaBienMalAceptable
CórdobaBienAceptableRegular
GranadaBienMalAceptable
MadridMuy BienMuy BienMuy Bien
MálagaAceptableAceptableAceptable
MurciaBienBienBien
OviedoMalAceptableRegular
PamplonaBienAceptableAceptable
San SebastiánMuy BienBienMuy Bien
SevillaMuy BienBienBien
ValenciaMuy BienBienBien
ValladolidMuy BienAceptableAceptable
VitoriaBienBienBien
ZaragozaMuy BienAceptableBien
MediaBienAceptableAceptable

1. Infraestructuras del centro: se ha evaluado la dotación de habitáculos y jaulas del centro, el horario de atención al público, si el centro recibe a razas peligrosas y si conviven con el resto de animales del recinto, si disponen de zona exterior para el paseo o el ejercicio de los animales o si tiene sala veterinaria.

2. Servicios y cuidados a los animales: uno de los apartados más importantes y donde se ha tomado en cuenta los controles sanitarios que realizan, la frecuencia en la alimentación de las mascotas, si las jaulas son amplias o los animales no se encuentran atados, así como la dotación de personal al cargo de estos animales domésticos abandonados.

3. Limpieza y mantenimiento: se ha comprobado la limpieza de habitáculos y zonas comunes (así como su frecuencia), además de la temperatura, luminosidad, amplitud y mantenimiento del centro de protección de animales abandonados.

4. Seguridad de las instalaciones: los técnicos de la revista comprobaron si el centro tenía un vallado correcto, si había cámaras de seguridad, vigilantes durante la noche, así como todo tipo de medidas para la extinción de incendios.

5. Información facilitada: se tuvo en cuenta la información y ayuda facilitada tanto por el Ayuntamiento como por los responsables del propio centro. Además del interés y disposición de los empleados de esta instalación en mostrar la zona (los técnicos de la revista acudieron como ciudadanos interesados en adoptar una mascota).

Cuánto cuesta DEJAR un animal en el centro de protección
A Coruña49,06 euros (incluye recogida, transporte y, en su caso, incineración)
AlicanteNo facilitado
BarcelonaNo es posible abandonarlo en el refugio
BilbaoEntre 74,95 y 142,65 euros (perros) y entre 64,25 y 107 euros (gatos)
CádizNo facilitado
CórdobaGratuito
GranadaNo facilitado
Madrid32,75 euros
MálagaGratuito
MurciaGratuito
OviedoGratuito
Pamplona50 euros
San Sebastián210 euros (aunque si el dueño no puede pagarlo, sí se admite al animal)
SevillaGratuito
ValenciaNo es posible abandonarlo en el refugio
ValladolidGratuito
Vitoria86,70 euros (adulto) y 24,77 euros (cachorro)
ZaragozaGratuito (si se pide eutanasia, 17,95 euros)
Cuánto cuesta ADOPTAR un animal en el centro de protección
A Coruña52,57 euros (identificación, vacuna y desparasitación)
AlicanteNo facilitado
Barcelona30 euros (identificación y servicios sanitarios)
BilbaoGratuito
CádizNo facilitado
Córdoba18 euros (microchip y desparasitación)
GranadaNo facilitado
Madrid24 euros (microchip y vacuna)
Málaga41,71 euros (identificación y vacunación antirrábica)
MurciaGratuito
Oviedo45 euros aproximadamente (microchip y vacunas)
Pamplona10 euros (tasa por adoptar al animal)
San Sebastián85 euros (perros: microchip+vacuna+esterilización); 65 euros (gatos: sólo esterilizar)
Sevilla36,78 euros (microchip, vacuna y cartilla)
Valencia40 euros
ValladolidGratuito
Vitoria24,99 euros (microchip)
ZaragozaSegún los servicios veterinarios

Ver el informe completo

Img portada revista 20091001

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones