Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Atención sanitaria

¿Cómo quitar un tatuaje y cuánto cuesta?

Cada vez son más las personas que se deciden a eliminar un tatuaje y volver a lucir una piel sin marcas. ¿Qué pasa si los resultados no son los esperados?

Cómo eliminar tatuajes Imagen: TheDigitalWay

Uno de cada tres españoles de entre 18 y 35 años tiene un tatuaje, según datos de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Pero, junto a estas cifras, también aumenta el número de quienes, por cuestiones laborales o personales, desean borrarlos y volver a lucir una piel inmaculada o hacerse uno distinto. Respondiendo a esta demanda, crece de manera paulatina la cantidad de profesionales que se dedican a eliminar tatuajes, principalmente con láser, por un precio medio que ronda los 50 euros por sesión. Aunque no suele haber problemas, si surge algún imprevisto o el resultado no se ajusta a lo que se había convenido, puedes reclamar. Te contamos todo lo que debes saber si quieres deshacerte de un tatuaje.

¿Por qué quitarse un tatuaje?

Grandes o muy pequeños, discretos o  muy visibles, en negro o a todo color… Un tatuaje puede resultar muy atractivo en un momento determinado, pero también hay quien se arrepiente de ese tatuaje “realizado a los 18 años” y quiere quitárselo. Es una situación que los profesionales ven “cada vez más, quizás en parte porque antes esta técnica no era tan conocida”, explica Tamara Choclán, técnico en eliminación de tatuajes y  responsable de Tatualia Chueca.

Uno de los motivos más comunes es que “con el tiempo, al igual que ocurre con la ropa, la gente se cansa de su tatuaje y decide borrarlo para hacerse otro”, apunta Ekaterina Elez, gerente de Tattoo Cleaners. Mientras que antes tenían que ocultarlo haciendo un cover, hoy en día pueden “borrar un tatuaje y hacerse uno nuevo más acorde a su nueva forma de pensar o de vida o de pareja, por ejemplo”.

Además de otras razones personales (como quitarse un nombre de una persona que ya no es importante en nuestra vida), es muy importante “el hecho de que existen profesiones (acuden muchísimos opositores) en las que tener un tatuaje está mal visto“, reconoce Choclán. ¿Cuáles? Entre otras, las relacionadas con la Seguridad del Estado, bancos, profesiones sanitarias, aviación, cargos de cara al público…

Eliminar tatuaje
Imagen: Herco

Cómo se borra un tatuaje

El cuello y las manos, “dada su visibilidad”, son las zonas donde más se solicita la eliminación de tatuajes. ¿Cómo se borran? Para hacerlo se utiliza tecnología láser que, atravesando las capas superiores de la piel, absorbe los pigmentos del tatuaje. Nuestro organismo las reabsorbe y las elimina después a través del sistema linfático por la orina y el sudor.

¿Se pueden quitar tatuajes de todo tipo? La respuesta es un “sí, pero…”. ¿Por qué? “Porque, en principio, solo los que están hechos con tinta negra se eliminan por completo”, responde Choclán. Los que están tatuados a color son más complicados “y no siempre desaparecen al 100 %”.

Además, “cada cliente es único, y la forma de eliminar la tinta mediante su sistema linfático (orina y sudor) depende de muchos factores“, comenta Elez. Entre estos, destaca:

  • Antigüedad del tatuaje: normalmente los tatuajes antiguos se quitan mejor que los recientes.
  • Profundidad: los tatuajes superficiales se eliminan con mayor facilidad que los tatuajes profundos. Es profundo, por ejemplo, cuando presenta relieve.
  • Metabolismo de cada persona: cuanto más rápida es la respuesta metabólica, más rápido desaparece la tinta.
  • Hábitos de la persona: si la persona es fumadora, puede necesitar un 50-70 % más de sesiones para eliminar un tatuaje. En cambio, si una persona es deportista y realiza bastante ejercicio, sobre todo aeróbico, la tinta se suele quitar con más facilidad.

¿Cuánto cuesta eliminar un tatuaje?

¿Cuánto puedes pagar por quitarte el nombre de tu ex o el dibujo que tanto te gustaba y ahora no soportas? El precio, como en cualquier servicio, depende del tamaño de cada tatuaje. De media, según los expertos, “lo más común es gastarse entre 40 y 60 euros por cada sesión“. Y quitarse un tatuaje del todo ronda los 200 o 300 euros.

laser eliminar tatuajes
Imagen: vitalworks

Quitar tattoos con seguridad: requisitos sanitarios

¿Qué requisitos sanitarios debes pedir al acudir a un centro de borrado de tatuajes? Lo más importante es ir a un centro especializado o que tenga experiencia en la realización del tratamiento, en el que informen y resuelvan dudas. Además, el cliente siempre debe rellenar la hoja del consentimiento informado.

Respecto a la higiene, los centros y clínicas dedicados a este servicio están acostumbrados a cuidar en extremo la higiene. Así, “exista o no coronavirus, todo el material utilizado debe ser desinfectado (desde la camilla hasta las gafas protectoras) y el local debe mantener una higiene completa”, señala Tamara Choclán. Además, el equipo que se encargue de eliminar los tatuajes debe vestir bata, mascarilla, gafas láser y guantes.

Ahora, con la covid-19, además de los profesionales, los pacientes deben seguir también una normativa preventiva, tal y como asegura la experta:

  • Pedir cita telefónica u online.
  • Acudir a la cita sin acompañantes.
  • Pasar directamente a la cabina, pues las instalaciones (sala de espera y servicios) no pueden ser utilizadas.
  • Usar el material de seguridad que se les ofrece y los dispensadores de gel hidroalcohólico disponibles en el centro.
  • Acudir siempre con mascarilla.

Cómo cuidarse tras quitar un tatuaje

Para que la eliminación quede perfecta y no haya riesgos, hay que tener cuidado e “informar si se está tomando algún tipo de medicamento, o si tiene alguna enfermedad, o tendencia cicatrizar de forma queloide, por ejemplo”, explican los expertos. El riesgo, en general, es mínimo, “como el de cualquier tratamiento láser, como la depilación”.

Depende también de que “el paciente siga las recomendaciones que le ofrecemos”, indica Choclán.  Antes de las sesiones “no se puede exponer la zona al sol en unos 10 días previos”, ya que podría provocar una reacción adversa en la piel: quemadura, etc.

Entre las pautas que deben seguirse después de las sesiones están:

  • Aplicar frío en la zona tratada.
  • Lavar con agua y jabón, y aplicar varias veces al día una crema específica para la eliminación de tatuajes. La piel debe mantenerse bien hidratada en todo momento.
  • Prohibido tomar el sol durante un mínimo de 15 días y no acudir a piscinas, playas o saunas.
  • No rascarse la zona y, en caso de que salga una ampolla, no explotarla.
  • Llevar la zona al aire y solo taparla —con gasas, para que transpire— si hay riesgo de que pueda ensuciarse.
  • Evitar contacto con animales, para impedir que pueda infectarse o ensuciarse una posible herida.

¿Puedo reclamar si el resultado es distinto al esperado?

Por supuesto. Se puede reclamar si la eliminación del tatuaje no queda como esperas. Y es que, como en cualquier servicio, el cliente tiene derecho a reclamar. Eso sí, como señala la responsable de eliminación de tatuajes de Tatualia Chueca, “antes de comenzar todo tratamiento y entrar en cabina, se explica detalladamente a cada cliente el desarrollo del mismo”. En efecto, es imprescindible “no generar ninguna sobreexpectativa o falsa promesa en los clientes”, comentan desde Tattoo Cleaners. Si bien quitar por completo un tatuaje es posible —y se logra en un altísimo porcentaje de casos—, también es cierto que “hay tintas y colores que son más difíciles de eliminar y nosotros siempre lo decimos de antemano”, explica.

Etiquetas:

piel tatuaje

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones