Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Bronceado artificial

La falta de regulación e información supone un serio peligro para la salud de la piel

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 24 mayo de 2003

Riesgos

Las virtudes y perjuicios del solárium son tema frecuente de debate entre esteticistas y dermatólogos; mientras unos aseguran que los rayos UVA alivian enfermedades de la piel como la soriasis o el acné, otros les acusan de ser, precisamente, los causantes de diversas anomalías cutáneas.
El origen del problema reside, principalmente, en el desconocimiento total o parcial que tiene el consumidor sobre los efectos del bronceado artificial. Se sabe que perjudica la salud de la piel, pero se ignora la gravedad real de una dosis continuada.

Desde el pasado mes de diciembre, Estados Unidos ha incluido los rayos UVA en la lista oficial de agentes causantes del cáncer al considerar que el deterioro que provocan en la piel es semejante al que causa el sol, es decir, acumulativo. Por su parte, The Journal of the National Cancer Institute asegura que las personas que utilizan lámparas bronceadoras tienen hasta cuatro veces más posibilidades de desarrollar un cáncer de piel.

En los últimos 20 años, los casos de melanoma se han triplicado en España. Una tendencia al alza prevista también en el futuro más cercano y que será paralela al aumento del número de pacientes con enfermedades oculares, como las cataratas o lesiones en la córnea.

Los expertos consideran que más de 30 sesiones al año son un peligro. Superar las 50 puede provocar un prematuro envejecimiento de la piel, así como quemaduras, manchas, arrugas, flacidez y, en el peor de los casos, un melanoma o cáncer de piel por agotamiento de los sistemas de autodefensa. Jorge Peiri, jefe del servicio de Dermatología del Hospital Bellvitge (Barcelona), apoya esta tesis y recuerda que “a largo plazo, los rayos UVA producen envejecimiento y cáncer de piel”. “No los recomiendo en ningún caso”, concluye.

Ventajas

En lo que se refiere a los beneficios de los soláriums, sus defensores aseguran que gracias a ellos se pueden conseguir notables mejorías en casos de acné, osteoporosis, menopausia o reuma. Asimismo, alaban el efecto positivo que tiene sobre el humor del cliente, “quien al verse más atractivo mejora también su estado de ánimo”, afirma el portavoz de una cadena de soláriums implantada en todo el territorio nacional.

Para este grupo, el bronceado artificial ayuda a fortalecer los músculos y los huesos -previniendo y mejorando la osteoporosis, el reuma o la artritis-, prepara la piel antes de exponerla al sol natural evitando futuras quemaduras, aumenta la capacidad del sistema inmune y, según el responsable, resulta la mejor alternativa para aquellos que no disponen de mucho tiempo para tomar el sol.

Además, defienden el efecto de los rayos UVA sobre pieles con problemas de soriasis o acné porque aparentemente controlan estas anomalías, aunque no existe consenso en esta afirmación. “No hay que fiarse de lo que nos digan en algunos centros. Es cierto que estas enfermedades mejoran, gracias a la acción de los rayos ultravioletas, pero éstos debe dosificarse en cabinas especiales ubicadas en los hospitales”, explica Jorge Peiri.”Estas cabinas resultan bastante caras, mientras que las que se encuentran en los centros de bronceado son mucho más asequibles y, por lo tanto, aunque son más rentables, no están preparadas para atender usos médicos”, señala Peiri.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 4]
  • Ir a la página siguiente: Normativa vigente »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones