Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Científicos de Hong Kong confirman que el virus de la neumonía asiática es un coronavirus

El microbio es capaz de sobrevivir una hora fuera del cuerpo humano, por lo que piden extremar la higiene

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 28 marzo de 2003
Científicos de Hong Kong confirmaron ayer que el virus causante de la neumonía asiática pertenece a la familia de los coronavirus, tal y como sospechaba el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, en Atlanta, que es una de las voces más autorizadas del mundo en materia de salud.

La investigación se ha acelerado desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó la alerta mundial ante el brote, que ya ha alcanzado proporciones de epidemia. La enfermedad ha provocado hasta el momento la muerte de 53 personas y ha infectado a otras 1.323.

El director del Departamento de virología de la Universidad de Hong Kong, Malik Peiris, fue quien anunció la identificación del virus y la invención de un test para detectarlo. Desde ayer, según dijo Peiris, la enfermedad podrá denominarse neumonía corona, en lugar de Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), que fue el nombre que le dio la OMS.

El de los resfriados

La familia de los coronavirus era conocida hasta ahora por ser la causante de un tercio de los resfriados comunes que se producen en el mundo. El agente causante de la epidemia podría ser un virus mutado perteneciente a este grupo. Los médicos que lo investigan saben ya que la infección se transmite por el contacto directo a través de las gotitas de saliva que se expulsan al toser o al estornudar.

El virus de la neumonía corona es capaz de sobrevivir fuera del cuerpo humano algo más de una hora. Ahora también se sabe que el alcohol lo mata. La mejor prevención, añade Peiris, consiste en lavarse las manos con frecuencia. Y hay más: las mascarillas médicas que tanto se han visto en terminales de aeropuertos y calles de Hong Kong no son tan seguras como se creía.

Los científicos de la Universidad de Hong Kong entregarán hoy a las autoridades sanitarias un sistema de diseño propio para detectar la enfermedad en menos de ocho horas. Uno de los principales problemas para controlar la epidemia era la falta de un test rápido que permitiese diferenciar la neumonía asiática de una común.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones