Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Defensor del Paciente denuncia que el director de la clínica Icema ha abierto un nuevo centro de estética

En esta clínica falleció en enero una mujer tras someterse a una mesoterapia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 mayo de 2002
El doctor Gerardo Senderowicz Hendler, antiguo titular de la clínica Icema de Madrid, en la que en enero falleció una paciente que se sometió a una mesoterapia, ha abierto un nuevo centro de estética con otros socios en Madrid.

Según la Asociación El Defensor del Paciente, que ha denunciado este hecho, el centro se llama Estetic Beauty Center, está situado en la Calle Castellón número 92 y no está registrado en la Comunidad de Madrid.

El pasado mes de enero, Débora Catalán falleció después de someterse a una intervención de mesoterapia en la citada clínica que regentaba el doctor Senderowicz. Una investigación exhaustiva sobre las causas que pudieron provocar el fallecimiento de la mujer, así como sobre las condiciones de legalidad en la que se encontraba la clínica, determinó que ésta carecía de las condiciones higiénico sanitarias y de la autorización necesaria para practicar operaciones como la mencionada, por lo que fue clausurada.

Tras este suceso, la ministra de Sanidad, Celia Villalobos anunció la creación de una ley que regularía las actividades de estas clínicas privadas. En su momento, Villalobos dijo que era necesario exigir un nivel de especialización exactamente igual para las clínicas privadas que para las del sistema público.

Senderowicz, de nacionalidad argentina, tiene reconocido el derecho a ejercer como doctor en medicina general en España, según los datos de la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad. Sin embargo, según Defensor del Paciente, carece de la cualificación necesaria para intervenciones estéticas como las que lleva años practicando.

Este doctor tiene puestas cuatro denuncias por negligencia grave y ya fue condenado por un juez de primera instancia a pagar 54.091 euros a una joven modelo a quien seccionó un nervio facial durante una operación de estiramiento del rostro (lifting) en el año 1999.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones