Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Editan un folleto con información acerca de los peligros del ozono en la salud de los colectivos de riesgo

Este gas penetra fácilmente en las vías respiratorias irritando las mucosas y los tejidos pulmonares

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 14 agosto de 2001
La Dirección General de Salud Pública junto con la participación de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía han elaborado unos folletos, en los que se recoge información acerca de los peligros que puede ocasionar el ozono en la salud de los denominados colectivos de riesgo, es decir, ancianos, niños o embarazadas. En total se han distribuido 7.500 folletos entre centros de Atención Primaria, asociaciones de consumidores, ayuntamientos y organismos o entidades sociales para contribuir así a su máxima difusión.

El ozono es un componente del aire fundamental para la vida humana, que se encuentra en las zonas altas de la atmósfera formando la llamada capa de ozono, que nos protege contra los rayos ultravioletas. Sin embargo, en las zonas bajas de la atmósfera puede llegar a resultar perjudicial para la salud si se combina con altas temperaturas y con sustancias contaminantes, como los óxidos de nitrógeno o hidrocarburos volátiles.

El ozono penetra fácilmente en las vías respiratorias, gracias a su capacidad de disolución, provocando la irritación de las mucosas y los tejidos pulmonares. Los síntomas más frecuentes que produce el exceso de ozono son tos, dolor de cabeza y dolor pectoral al inspirar profundamente, por lo que aquellos que realizan ejercicio físico al aire libre, así como niños y ancianos, son los que corren más riesgos de ser perjudicados por este contaminante, aunque el grado de afectación variará en función de la sensibilidad individual y de la concentración de ozono en la atmósfera.

Las directivas europeas establecen un limite sobre contaminación por ozono, y fija unos umbrales a partir de los cuales este gas es peligroso para la salud y para el medioambiente. Así , un nivel superior 110 microgramos por metro cúbico como valor medio durante ocho horas, puede perjudicar gravemente a la salud. Si se trata de exposiciones de una hora o menos, se considera peligroso si el nivel sobrepasa los 180 microgramos, provocando daños a las personas más sensibles. Si la exposición al ozono supera los 360 microgramos, el riesgo para la salud humana está considerado como alto.

Entre los consejos que da el folleto para prevenir la contaminación por ozono, está, por ejemplo, utilizar el transporte público u otros medios menos contaminantes, coger lo menos posible vehículos propios, no usar pinturas y productos de limpieza sin disolventes y ahorrar energía.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones