Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Hospital de La Princesa aplica una técnica pionera en España para el tratamiento de la cistitis crónica

Los pacientes que lo padecen sufren graves trastornos en su vida cotidiana que les pueden llevar a abandonar sus aficiones e incluso su trabajo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 30 junio de 2002
El equipo de Anestesiología del Hospital de La Princesa ha realizado por primera vez en España, en colaboración con el Servicio de Urología de este centro sanitario, un nuevo abordaje en la estimulación de las raíces sacras para el tratamiento de la cistitis intersticial, una patología inflamatoria crónica de la pared de la vejiga cuyo origen es desconocido.

La investigación fue dirigida por el doctor Kennet Alo, anestesista norteamericano especialista en dolor, catedrático de la especialidad y autor de numerosas publicaciones en las revistas médicas de mayor prestigio mundial. Ésta consistió, según informó hoy la Administración regional, en la colocación bilateral de dos electrodos situados en las raíces sacras S2 y S3, mediante abordaje epidural cefalocaudal.

La correcta aplicación de este tratamiento se comprueba mediante radioscopia y estimulación parestésica de la región parasacra, paracoxígea y vulva. Los electrodos se mantienen en periodo de prueba durante 8 días. Transcurrido ese tiempo, si existe mejoría de síntomas, se procede a la implantación definitiva.

En la actualidad existen diferentes tratamientos para combatir esta afección, que van desde los cambios de dieta, la rehabilitación o la medicación hasta la estimulación de las raíces sacras o la cirugía vesical no reversible. La efectividad de los mismos es variable en función las características de cada paciente.

La diferencia de la cistitis crónica con respecto a la de carácter ordinario es que al no ser de etiología infecciosa no responde a tratamiento con antibióticos. Este tipo de cistitis es mucho más frecuente en mujeres, aunque puede afectar a personas de cualquier edad y sexo.

La sintomatología se define por la frecuencia de la micción, que puede alcanzar las 60 veces por día en casos severos, la urgente sensación de tener que orinar inmediatamente, que además puede ir acompañada de presión o espasmos, y el dolor que se puede sentir en la parte baja del abdomen, la uretra y la vagina. Los hombres pueden sentir dolor testicular o escrotal.

Los pacientes que padecen cistitis intersticial sufren graves trastornos en su vida cotidiana, ya que no pueden controlar el momento y la cantidad de orina en cada micción y sufren constantes dolores que les pueden llevar a abandonar sus aficiones e incluso a dejar su trabajo. Según las citadas fuentes, la estimulación de las raíces sacras por vía epidural puede ser una solución sencilla y no invasiva para muchas personas que padecen esta enfermedad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones