Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Hospital de Parapléjicos de Toledo aconseja prudencia a la hora de zambullirse en el agua

Las zambullidas son la causa del 5% de las lesiones medulares

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 29 junio de 2006
Muchos bañistas no son conscientes del peligro que entraña sumergirse en el agua de forma temeraria. Desde el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo advierten de que las zambullidas son la causa del 5% de las lesiones medulares tratadas en el centro durante los últimos cinco años, por ello aconsejan prudencia a la hora de lanzarse a una piscina, al río o al mar.

En lo que va de año, dos personas han ingresado en este hospital con lesiones medulares por tirarse al agua incorrectamente. Según los profesionales de Rehabilitación y de Medicina Interna, estos accidentes se pueden prevenir siguiendo unas normas de sentido común y concienciándose de los peligros de las zambullidas.

En lo que va de año, dos personas han ingresado en este hospital con lesiones medulares por tirarse al agua incorrectamente. En los últimos cinco años, ha atendido a 46 personas por esta causa. Según los profesionales de Rehabilitación y de Medicina Interna, estos accidentes se pueden prevenir siguiendo unas normas de sentido común y concienciándose de los peligros de las zambullidas.

Recomendaciones

Desde el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo se recomienda, por tanto, comprobar la profundidad del agua en la zona en la que vamos a entrar de cabeza, de manera que, por norma general, deberá haber más de 1,5 metros de profundidad y, si el bañista se lanza desde una mayor altura, la profundidad también tiene que ser mayor.

El bañista ha de tirarse con los brazos situados en prolongación del cuerpo, protegiendo el cuello y la cabeza. Si el agua está turbia y no hay visibilidad conviene inspeccionar previamente la zona para comprobar su profundidad y que no haya elementos sumergidos como rocas, árboles u otros objetos contra los que se pueda impactar. En algunos lugares los niveles del agua pueden variar de un día para otro por las mareas, o, en el caso de los embalses, por aperturas o cierres de compuertas.

Sólo es aconsejable zambullirse cuando la seguridad sea completa

Otra de las recomendaciones es no saltar de cabeza desde demasiada altura, ya que una mala técnica de entrada puede causar lesiones tan sólo al chocar con el agua. Asimismo, si el bañista se lanza de cabeza contra las olas debe comprobar que la profundidad después de la ola es suficiente. En cualquier caso, sólo es aconsejable zambullirse cuando la seguridad sea completa, insiste el Hospital de Parapléjicos.

En caso de accidente, lo primero es inmovilizar el cuello del afectado, evitar movimientos de la columna y avisar a un profesional para que realice el traslado a un centro sanitario.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones