Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Elegir una talla inadecuada de sujetador puede provocar lesiones en las mamas

Según un estudio el 90% de las mujeres ignora su talla correcta de sostén

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 17 noviembre de 2006
Siete de cada diez mujeres usan una talla de sujetador que no les corresponde. Dolores de espalda, aparición de bultos de grasa en el pecho o marcas en la piel son algunos de los problemas que pueden padecer las mujeres que no eligen la talla adecuada de sostén. Se estima que el 30% de las consultas por dolores de la mama están directamente relacionadas con la utilización inadecuada de esta prenda de ropa íntima.

Estos datos aparecen recogidos en un estudio elaborado por Francesc Puertas, responsable de la firma comercial Belcor Pharma, en colaboración con la Asociación Española de Senología y Patologías Mamarias. La idea de este trabajo surgió "tras comprobar que se cometen graves errores a la hora de elegir y llevar un sujetador", señaló ayer Puertas en San Sebastián, donde explicó los mitos y leyendas de esta prenda.

Los resultados del informe son sorprendentes: lo más desconocido para las mujeres es la talla del sujetador que necesitan. Según Puertas, nueve de cada diez féminas no saben cuál es su tallaje adecuado y de ellas, el 70% utiliza la prenda interior de forma incorrecta.

El secreto está en que, para determinar la talla de sujetador, hay que tener en cuenta tanto el contorno del pecho, que viene marcado por un número (85, 90, 95...), como por la profundidad de la copa, que se marca con una letra (A, B, C...). Así, sucede que dos mujeres pueden tener el mismo contorno de pecho -la misma talla- y, en cambio, distinta profundidad de pecho -distinta letra-.

Puertas pone varios ejemplos de malos usos. "Hay casos en los que mujeres con mucho pecho se ponen un sujetador más pequeño que el que le correspondería con la intención de reducir su tamaño. Es un grave error". Utilizar un sujetador que oprime el pecho puede llegar incluso a interrumpir la circulación sanguínea de la mama.

Pechos operados

Elegir un sujetador se convierte en una decisión especialmente importante cuando se trata de pechos que han sido sometidos a algún tipo de cirugía. Así, las mujeres mastectomizadas necesitan una prenda confortable, con tirantes anchos, con bolsillos a ambos lados de las copas y varillas en suspensión, "para evitar que la prótesis se mueva".

Para mujeres con pieles alérgicas o sensibles debido a tratamientos de radioterapia, se ha diseñado un modelo 100% algodón, o para aquellas que tienen problemas de movilidad, existen sujetadores con cierre delantero.

El futuro pasa también por camisetas especiales para dormir, pensadas para el confort de mujeres con pechos grandes. Otra de las novedades será un modelo "adaptado" a mujeres, generalmente de avanzada edad, que presentan irritaciones bajo la mama.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones