Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Investigación médica

Medicamentos genéricos

Un 26% más baratos que los fármacos de marca

Cómo diferenciar un genérico

Los fabricantes definen los genéricos como especialidades farmacéuticas con las mismas características cinéticas, dinámicas y técnicas que un medicamento cuya patente ha caducado y que es utilizado como referencia legal técnica. Según los farmacéuticos, son medicamentos que se comercializan con el nombre químico de la sustancia médica que los compone. La amoxicilina, un principio activo que es una penicilina con acción bactericida, se puede encontrar en el mercado en su presentación genérica sólo con ese nombre o con una marca, como por ejemplo Clamoxyl. Bajo cualquiera de las dos denominaciones tiene los mismos efectos. La clave para distinguir un genérico es que lleva inscrito en el envase la sigla E.F.G.

El mercado de los genéricos se mueve en función de la caducidad de las patentes. Así, cuando una empresa farmacéutica descubre un principio activo, lo investiga y lo comercializa, puede sacar provecho de él hasta que se caduque la patente, que, por lo general, ocurre en un lapso de diez años. Una vez expirado el plazo, cualquier otra empresa avalada por el Ministerio de Sanidad puede comercializar el producto con su nombre químico, ahorrándose, de paso, los costos de investigación. Eso es, en definitiva, lo que hace que los genéricos sean, por lo general, más baratos que las marcas.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: España en la cola »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones