Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Investigación médica

Precios de referencia en los medicamentos

La nueva ley rebaja el coste de algunos medicamentos hasta en un 80%

Desde el pasado 1 de enero, la entrada en vigor de la nueva Orden de Precios de Referencia ha supuesto una rebaja en el coste de 2.070 medicamentos. Una situación que, en algunos casos, permitirá un ahorro de hasta el 80% y con la que se pretende reducir el gasto farmacéutico, que todos los ciudadanos tengan acceso a fármacos con un “precio razonable” y fomentar la innovación dentro de la industria. Los farmacéuticos, por su parte, consideran que el proceso de adaptación a los nuevos precios y su puesta en marcha ha sido “demasiado breve” y alertan de que se podrían generar problemas de desabastecimiento.

Definición

El precio de referencia de los medicamentos es el mismo en todo el territorio nacional y se define como el precio máximo que el Servicio Nacional de Salud está dispuesto a pagar a las farmacias -a través del sistema de abono de las recetas- por un medicamento concreto. Esto significa que todos los fármacos que superen ese precio quedan excluidos de la financiación pública y, por lo tanto, el paciente activo (con receta verde, que obliga a abonar el 40% del medicamento) tiene dos alternativas:

  • Aceptar el medicamento recetado y pagar la diferencia entre su precio y el de referencia más el porcentaje (40%) que le corresponde.
  • Aceptar un genérico de precio igual o inferior al de referencia y pagar, exclusivamente, el porcentaje.

El precio se fija a partir de las tres presentaciones (pastillas, cápsulas y cantidad en miligramos -composiciones en polvo listas para disolver en agua o preparar jarabes-) de especialidades farmacéuticas y, en el cálculo, se tiene en cuenta el tratamiento/día más barato de tres empresas diferentes. De esta manera, se facilita el abastecimiento a las oficinas de farmacia -ya que sería difícil que las tres empresas agotaran sus existencias al mismo tiempo- y se garantiza al usuario algún genérico con precio igual o inferior al de referencia.

Precisamente, la principal diferencia entre medicamentos genéricos y de referencia radica en el nombre y en el coste, puesto que se trata de fármacos con las mismas características y efectos terapéuticos, salvo que los primeros cuentan con más de diez años en el mercado y, por lo tanto, su precio es inferior al original. A partir de ahora, podrá ocurrir, incluso, que el precio de referencia sea más bajo que el del genérico.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 4]
  • Ir a la página siguiente: Contenido de la ley »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones