La pubertad se retrasa en los niños con virus del sida, según investigadores norteamericanos

Un estudio español aporta nuevos datos para conseguir una respuesta del propio organismo contra el VIH
Por mediatrader 24 de mayo de 2003

El retraso en alcanzar la pubertad en niños infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que causa el sida, depende directamente del daño del sistema inmunitario. Esta es la principal conclusión de un nuevo estudio realizado por investigadores estadounidenses con un total de 983 niños seropositivos desde el nacimiento y con edades comprendidas entre los seis y los dieciocho años. El objetivo de este ensayo, publicado en «Journal of Acquired Inmune Deficiency Syndromes», era determinar si la supresión inmune grave podía retrasar el inicio del desarrollo sexual.

Según el doctor Buchacz, coordinador de este trabajo, los niños y niñas con supresión inmune llegaban a ser pubescentes más tarde que aquellos que no están infectados por el virus del sida. El retraso es proporcional al mayor daño de la función inmunitaria, aunque no se encontró que las infecciones oportunistas que sufren la casi totalidad de estos pacientes, pudieran retrasar su inicio. «El desarrollo del pecho, la madurez genital y el crecimiento del vello púbico se manifiestan más tarde en los niños seropositivos», destaca este investigador de la Universidad de California en Berkeley.

Este hallazgo coincide con la opinión generalizada de que la infección por VIH afecta a la producción o la secreción de hormonas que regulan o controlan de forma directa el desarrollo de la pubertad. Los investigadores sugieren que estos pacientes podrían necesitar apoyo psicológico y también ser sometidos a tratamiento terapéutico con bajas dosis de hormonas esteroides gonadales u hormonas de crecimiento.

En otro trabajo, realizado por científicos españoles sobre la reconstitución inmunológica en niños infectados por VIH, se abren nuevas esperanzas para frenar la replicación del virus. Rafael Correa, del laboratorio de inmunología del hospital Gregorio Marañón, en Madrid, mantiene que el sistema inmunológico tiene capacidad para controlar la infección por VIH, ya que posee los mecanismos homeostáticos encargados de reponer las células perdidas y tiene las respuestas inmunológicas adecuadas para luchar contra el virus, tanto en circulación como integrado en las células.

En su opinión, una mejor comprensión de estos mecanismos y respuestas permitirá hallar nuevos enfoques para el estudio de tratamientos inmunoestimuladores, que podrán permitir un control efectivo de la infección por parte del propio sistema inmune, evitando el desarrollo de la enfermedad del sida o convirtiendo la infección por el VIH en una infección crónica sin consecuencias.

Estos estudios se presentarán el próximo mes de julio en París, en unas sesiones científicas en las que participarán seis mil investigadores y clínicos de todo el mundo. Este evento coincidirá con el vigésimo aniversario del descubrimiento del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) por el equipo de científicos galos del Instituto Pasteur que, en aquel momento, dirigía el profesor Luc Montagnier.