Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La redenominación de la cirugía plástica y reparadora sienta las bases para clarificar el sector

Los profesionales discrepan ante la decisión del Gobierno de añadir la palabra "estética" a esta especialidad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 16 febrero de 2003
"Con este decreto empieza el camino para regularizar todo el mundo de la estética y para proteger al ciudadano". Manuel Sánchez Nebreda, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), aplaude la reciente decisión del Consejo de Ministros de añadir, mediante Real Decreto, la palabra "estética" a la tradicional especialidad de cirugía plástica y reparadora, porque "ayuda a cubrir un vacío legal" y sienta las bases para clarificar un sector donde podrían estar ejerciendo 4.000 licenciados en Medicina y Cirugía, en el que se realizan 300.000 operaciones al año (con el 10% de aumento anual) y que mueve de 600 a 900 millones de euros.

"Lo importante ahora es saber cuántos médicos se dedican a la cirugía estética sin título de especialista, qué formación han tenido y ver a cuántos se les puede dar la acreditación", añade Sánchez Nebreda, que rechaza hablar de "victoria" de las tesis sostenidas durante años por la SECPRE y promete, en cambio, "ayudar y facilitar la integración" de quienes practican la cirugía estética "si reúnen méritos justificados".

En la misma línea, Ramón Vila-Rovira, presidente de la Asociación Española de Cirugía Estética (AECE), subraya que "no se trata de parar las actuales consultas", sino de "definir los límites" para saber quién puede hacer cada tratamiento estético.

Aunque algunas sociedades médicas relacionadas con la estética se plantean impugnar el decreto ante los tribunales, la reacción general ha estado alejada de la habitual acritud que durante años ha presidido el debate sobre la cuestión. El argumento central de la Sociedad Española de Cirugía Estética (SECE), la más rápida en recurrir a la vía legal, es que la norma crea "confusión" entre la especialidad tradicional de Plástica y Reparadora, centrada en "arreglar" lesiones o enfermedades previas, y la Estética, que sólo pretende un "embellecimiento" sin que exista patología alguna. Y ello deja en situación de "precariedad" a buena parte del millar de miembros de la SECE.

Por su parte, la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), cree que la medida "complica innecesariamente" un problema cuya solución ya estaba siendo negociada por las organizaciones implicadas. Con 600 miembros, siempre ha tenido claro que "la cirugía estética o plástica es una especialidad homologada que sólo puede ser practicada por cirujanos titulados que practican intervenciones de cirugía mayor que necesitan de anestesia general". Los médicos estéticos, en cambio, defienden "su campo de actuación no intervencionista", cuyas "únicas intervenciones son, básicamente, la liposucción, los implantes capilares y la cirugía de varices".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones