Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La tasa española de obesidad en niños y adolescentes se sitúa entre las más altas de Europa

Los médicos llaman la atención sobre el aumento de la diabetes tipo 2 entre los jóvenes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 11 mayo de 2010
España registra una de las tasas de obesidad más altas de Europa en niños y adolescentes. Los médicos alertan a este respecto de la necesidad de frenar cuanto antes esta epidemia, ya que el 15% de los adolescentes son obesos, resaltó Francisco J. Tinahones, endocrino del hospital Virgen de la Victoria de Málaga y coordinador del segundo congreso sobre diabesidad (diabetes a consecuencia de la obesidad) que se ha celebrado estos días en la ciudad andaluza.

La obesidad en la adolescencia no se desarrolla de forma espontánea. Uno de cada cinco niños españoles de 3 a 12 años -el 20%- tiene sobrepeso. Incluso entre los niños de 3 a 5 años se registra un 7% de este tipo de casos. Son menores que, al hacerse adultos, tienen serios problemas de salud. Los médicos han llamado la atención sobre el aumento de la diabetes tipo 2 entre los jóvenes, algo que antes era excepcional. El doctor Tinahones señaló que esta enfermedad está relacionada de manera directa con la obesidad. Añadió que estudios recientes advierten de que "hasta el 4% de los adolescentes obesos" podría padecer esta dolencia crónica, lo que hace pensar que el 0,5% los adolescentes españoles podrían padecer la epidemia de la diabesidad.

Además de las consecuencias directas en la salud física, tener sobrepeso en la infancia o en la adolescencia tiene consecuencias psicológicas y puede ayudar a una menor autoestima. Incluso puede ser el origen de serios trastornos de conducta alimentaria, como la anorexia o la bulimia.

Fernando Rodríguez Artalejo, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, señaló que "uno de cada tres diabéticos del tipo 2 no está diagnosticado". Esto supone que no recibe a tiempo un tratamiento adecuado de una enfermedad que tiene consecuencias en el sistema cardiovascular, además de ser la primera causa de insuficiencia renal y de amputaciones y uno de los primeros motivos de ceguera debido a la retinopatía, explicó.

Tanto la obesidad como la diabetes parecen ser responsables de un aumento en la incidencia de ciertos tipos de tumores. Los cánceres de esófago, tiroides, colon, renal y de endometrio en el caso de las mujeres son los más frecuentes en las personas gordas, mientras que en el caso de las que padecen diabetes son el de páncreas, el colorrectal, el de mama y el de endometrio. "El riesgo de padecer cáncer de endometrio se multiplica por tres en el caso de las mujeres con diabesidad", aseguró Rodríguez Artalejo.

Los médicos mantienen que es de suma importancia concienciar a la población para que cambie sus hábitos de vida. La primera medida debe ser comer menos y mejor. "Es preciso prescribir dietas hipocalóricas, ya que la dieta mediterránea ha desaparecido de nuestra mesa", resaltó Francisco J. Tinahones. Para conseguirlo, es necesario desterrar de la alimentación diaria la bollería, ya que aporta calorías y grasas saturadas, y practicar ejercicio físico porque "tiene un efecto preventivo" de la obesidad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones