Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Las farmacias españolas vuelven a vender el preservativo femenino

Su elevado coste le llevó al fracaso en su primer intento de comercialización en 1993

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 6 mayo de 2003
El aumento de las infecciones por VIH entre las mujeres ha llevado a las autoridades sanitarias de España a volver a impulsar el preservativo femenino como elemento de lucha social contra el sida. Las cifras ponen de manifiesto el problema: el 27% de las personas infectadas entre 1997 y 2002 se contagiaron por mantener relaciones heterosexuales no protegidas. El 44% de todos esos afectados pertenecen al sexo femenino.

El preservativo para mujeres vuelve así a las farmacias diez años después de presentarse por primera vez ante la sociedad española, según avanzaron ayer los científicos que han acudido a Bilbao para participar en el Congreso Nacional de Sida, que comienza mañana en el Palacio Euskalduna.

Como avanzadilla del encuentro, ayer se iniciaron las primeras reuniones científicas relacionadas con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Los farmacéuticos fueron los primeros en entrar en materia, con un debate sobre el papel que deben desempeñar desde sus establecimientos en la prevención y el tratamiento de la enfermedad. El Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Colegios Farmacéuticos aprovecharon este marco para realizar la presentación de la campaña oficial "Ahora yo también decido" para el relanzamiento del nuevo profiláctico.

El preservativo femenino es similar al masculino, pero de mayor envergadura. Tiene una profundidad aproximada de 17 centímetros y una boca flexible de unos 7,5. Está diseñado para ser introducido en la vagina y en su interior dispone de un anillo que, además de permitir un mejor ajuste, evita posibles deslizamientos.

Su elevado coste le llevó al fracaso en su primer intento de comercialización. El producto ahora ha mejorado y su precio se ha reducido, aunque aún seguirá siendo bastante más caro que el preservativo masculino. Estos profilácticos se venderán en cajas de tres unidades que costarán una media de cinco euros. En las campañas anti-sida celebradas en los últimos años, los paquetes de condones para hombres contenían también tres profilácticos, pero valían 1,2 euros.

Los expertos consideran que el preservativo femenino no sólo se convertirá en "una herramienta eficaz" contra el sida, sino también será muy útil como método anticonceptivo. Su eficacia para ambas misiones gira en torno al 98%, lo mismo que un condón tradicional. El secretario del Plan Nacional contra el Sida, Francisco Parra, aportó en este sentido una ventaja adicional de este producto. "Está hecho de poliuretano, lo que le convierte en un dispositivo útil para las personas con alergia al látex".

Este preservativo también abrirá nuevos horizontes a las mujeres que ejercen la prostitución. La negativa de muchos hombres a protegerse frente a las enfermedades de transmisión sexual suele ser uno de los principales problemas a los que se enfrentan las prostitutas.

"Lo más importante, sobre todo, es que dará a las mujeres una mayor libertad y capacidad de decisión ante las relaciones sexuales", destacó el presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Pedro Capilla, y así se encargarán de recordarlo más de 20.000 farmacias en las próximas semanas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones