Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Las radiaciones electromagnéticas están por debajo de los límites recomendados, según la OCU

Esta asociación ha medido ondas electromagnéticas en 16 escenarios y situaciones distintas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 2 abril de 2003
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado un estudio sobre ondas electromagnéticas que concluye que todas las mediciones obtenidas están por debajo de los límites establecidos por la Recomendación Europea. "El ciudadano puede estar tranquilo", dijo ayer la OCU tras informar de este estudio, que ha medido ondas electromagnéticas en 16 escenarios y situaciones distintas.

Las mediciones se efectuaron, entre otros lugares, dentro de una manta eléctrica; junto al mango de un secador; a 60 metros de una antena; a 60 cm de un teléfono; encima de una línea eléctrica enterrada; 10 cm por encima de una lavadora; en un parque rodeado de edificios con antenas; a 20 cm de un microondas a máxima potencia; y a cinco centímetros de un teclado de ordenador.

"Las mediciones ponen de manifiesto los niveles realmente bajos de exposición a radiaciones en 16 situaciones", afirma la organización de consumidores. Como ejemplo, menciona que, en el caso de los móviles, a 60 centímetros del teléfono las radiaciones medidas están más de mil veces por debajo de los límites de campo eléctrico.

Según la OCU, los estudios científicos existentes en la actualidad sobre la exposición de las personas a los campos electromagnéticos provocados por radiaciones no ionizantes muestran que no hay evidencias contrastadas de que sean perjudiciales para la salud cuando están dentro de los límites que recoge la Recomendación Europea. Sin embargo, precisa que "aún persisten algunas lagunas de conocimiento sobre los efectos de la exposición a largo plazo, por lo que queda justificado un llamamiento a la precaución".

En opinión de esta entidad, es imprescindible un mayor control desde la Administración, ya que "no es comprensible que España tenga un vacío legal importante: no se controlan las radiaciones de frecuencia extremadamente baja". Asimismo, solicita armonizar los criterios para el establecimiento de los límites de exposición, de forma que éstos se fijen en función de criterios científicos y no por razones de otra índole.

Finalmente, la OCU pide revisar la normativa nacional para que exista una mayor transparencia, con mapas de exposición que incluyan todas las fuentes de radiación, organismos de control independientes y obligación de informar a los ciudadanos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones