Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los hospitales españoles introducen una nueva técnica anticonceptiva para mujeres sin cirugía

Se trata de un dispositivo metálico con forma de muelle que bloquea las trompas de Falopio

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 26 octubre de 2002
Las mujeres que deseaban un método anticonceptivo definitivo sólo tenían una opción real con la ligadura de trompas. Pero ahora varios hospitales españoles están empezando a introducir una técnica novedosa que consigue la esterilización completa sin los riesgos de una intervención quirúrgica. Se trata del sistema Essure, un dispositivo metálico con forma de muelle que se implanta en las trompas de Falopio y las bloquea. El objetivo es el mismo que en la ligadura de trompas: impedir la gestación, cortando el paso al óvulo en su viaje desde el ovario. Sin embargo, el procedimiento es más sencillo que en la ligadura: se practica sin anestesia, sin incisiones y sin ingreso hospitalario.

La anticoncepción se consigue por la acción de los muelles que bloquean las trompas y, a su vez, provocan una reacción inflamatoria. "Esta respuesta consigue que el tejido cicatrice alrededor del dispositivo y en un periodo de tres meses la trompa queda cerrada definitivamente, sin posibilidad de que se produzca el embarazo", explica Antonio Rabanal, médico adjunto de Ginecología y Obstetricia de la Fundación Hospital Alcorcón, de Madrid.

Este centro ha sido el primero de la Comunidad de Madrid en practicar la técnica tras la experiencia del Hospital Parc Taulí, de Sabadell y el aval de un ensayo clínico realizado en mil mujeres durante cinco años. En este estudio se comprobó la seguridad y eficacia de un método que evitará las gestaciones por sorpresa que pueden aparecer en mujeres con las trompas ligadas.

La gran ventaja es que los dispositivos se introducen por vía vaginal con un histeroscopio, un instrumento utilizado con frecuencia en las consultas de los ginecólogos para examinar el interior del útero. De esta forma, la intervención se puede realizar en consulta, sin riesgos y las pacientes pueden reanudar su vida normal a las dos horas de la colocación de los dispositivos. Según el doctor Rabanal, las molestias que refieren las pacientes son muy leves, similares a las que causa una citología o la colocación de un DIU.

Pese a estas ventajas, comparte uno de los inconvenientes de la ligadura: la irreversibilidad del proceso. El sistema Essure tiene una eficacia anticonceptiva del cien por cien, pero la esterilización en la mujer es definitiva. Cuando se cierra la trompa por la acción del dispositivo, resulta imposible su extracción. Ni siquiera se podría intentar una gestación con un tratamiento de fecundación in vitro porque parte del útero queda ocupado por el mecanismo.

Tampoco es útil en todas las paciente. Existe un porcentaje pequeño de pacientes que no se pueden beneficiar de este nuevo sistema porque sus trompas son, desde el punto de vista anatómico, ligeramente distintas. "En esos casos es imposible la colocación porque las trompas dibujan un recorrido distinto. También puede ocurrir que en el momento de la implantación, la trompa reaccione a la manipulación con una contracción. Estos espasmos no son una contraindicación, pero obligan a realizar un segundo intento", indica Dolores Merinero, médico adjunto de Ginecología y Obstetricia del mismo centro.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones