Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Prevenir el consumo de alcohol entre adolescentes es el objetivo que las farmacias andaluzas buscan con su nueva campaña

Ofrece a los padres información sobre los síntomas del alcoholismo y da consejos para combatir el consumo de riesgo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 12 febrero de 2007
Se ha puesto en marcha en Andalucía una campaña que tiene como propósito prevenir el consumo de alcohol entre los adolescentes. Ofrecer información de primera mano a los padres sobre los síntomas del alcoholismo y dar consejos para combatir el consumo de riesgo son los principales aspectos de esta iniciativa, que cuenta con la colaboración de 3.500 oficinas de farmacia ubicadas en el conjunto del territorio andaluz.

La campaña se centrará en ofrecer información sobre el volumen de consumo que puede considerarse de riesgo antes y después de los 16 años, así como los síntomas de la dependencia y el alcoholismo, la forma de actuar desde la familia y los consejos más útiles para el joven que ya se ha convertido en un bebedor de riesgo, señalaron desde el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos.

La abstinencia "es la práctica recomendada para los menores de 16 años", según recomiendan las tarjetas editadas por este organismo. La publicación detalla que en los mayores de edad un consumo de riesgo "es el equivalente a 28 cervezas ó 14 whiskys semanales, en el caso de los hombres, y 17 cervezas u ocho whiskys semanales, en el caso de las mujeres". El material distribuido también contiene dos test, el de "Cage" para calibrar la dependencia, y el "DSM-IV", para evaluar si un joven puede considerarse alcohólico.

También se incluye un decálogo para padres con consejos de cómo tratar a los jóvenes y adolescentes para que no consuman alcohol. Entre otros consejos, se subraya la necesidad de crear conciencia sobre el perjuicio del consumo de alcohol, evitar la confrontación y la culpabilización, aumentar la confianza del adolescente, ofrecer alternativas deportivas y recreativas al ocio basado en el alcohol o predicar con el ejemplo evitando el consumo en su presencia. Asimismo, se recogen distintos consejos para el joven que ya se ha convertido en bebedor de riesgo, como evitar las ingestas en ayunas, fijar un límite de consumo diario y registrar dicho consumos para conocer los hábitos y sus motivos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones