Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Eyaculación precoz

El 75% de los varones españoles sufre este trastorno en algún momento de su vida sexual

Trastorno, no enfermedad

La eyaculación precoz, también denominada rápida, se define como “la incapacidad de ejercer un control voluntario sobre la eyaculación (la expulsión del semen por el pene), produciéndose de manera refleja e incontrolable antes, durante o inmediatamente después de la penetración”, según el presidente de la Asociación Española para la Salud Sexual y vicepresidente de la Asociación Española de Andrología, Ignacio Moncada Iribarren. A esto, María del Mar Padrón Morales, psicóloga del Instituto de Sexología de Málaga, añade que se trata de un trastorno, no de una enfermedad, que responde a “la dificultad para discriminar las sensaciones de placer previas a la eyaculación”.

Desde un punto de vista clínico, Moncada va más allá y la define en términos del tiempo transcurrido desde la penetración a la eyaculación, es decir, considera que se da esta disfunción “si se eyacula antes de que hayan transcurrido dos minutos de la penetración vaginal”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Española de Especialistas en Sexología, Juan José Borrás Valls, matiza que esta disfunción puede producirse tanto en relaciones heterosexuales como homosexuales. Asimismo, explica que surge sobre todo a raíz del reconocimiento de la sexualidad femenina, puesto que cuando ésta estaba negada y se entendía que “el placer era cosa de hombres, no existía la posibilidad de preocuparse por la precocidad de la eyaculación”, al revés, cuanto más rápido, mejor.

Aunque es difícil establecer un perfil del hombre que padece este trastorno, ya que es tan común que puede darse en cualquier tipo de persona, en líneas generales, y según Moncada, se trata de “un individuo con ansiedad e inseguridad en sí mismo” y que desconoce su propia sexualidad. Conviene destacar que, en un 15% de los casos, esta disfunción la sufren los jóvenes al inicio de su vida sexual, y, tras un periodo de adaptación, la superan sin mayores problemas y sin tratamiento alguno de por medio.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 4]
  • Ir a la página siguiente: Falsas creencias »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones