Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Sólo el 10% de las hernias de disco requieren cirugía, según unos investigadores

Las radiografías también se desaconsejan como procedimiento diagnóstico ya que aportan datos relevantes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 7 octubre de 2007
La lumbalgia mecánica o inespecífica afecta a más del 80% de las personas en algún momento de su vida. Y el abordaje tradicional de esta dolencia cada vez está siendo más cuestionado.

El doctor Francisco M. Kovacs, de la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE), coordinador científico del simposio internacional sobre "Avances en el tratamiento del dolor lumbar", organizado esta semana por la Fundación Ramón Areces, desaconseja las radiografías como procedimiento diagnóstico porque exponen al paciente a dosis innecesarias de radiación y los datos que aportan son irrelevantes en muchos casos.

Igualmente, alteraciones estructurales de la columna que se operaban sistemáticamente se han mostrado irrelevantes en lo que a supresión del dolor lumbar se refiere, como manifestó el doctor Gordon Waddell, de la Universidad de Cárdifo. Señaló que en España se realizan 21.000 intervenciones anuales, frente a las dos mil del Reino Unido, que con una población que dobla a la española es un país referente en el tratamiento de la lumbalgia.

En opinión de este experto sólo es aconsejable la cirugía en casos concretos de estenosis espinal y en los de hernia discal que afecte al nervio ciático si el dolor dura más de tres meses. En el 90% restante de los casos la mejoría se produce sin necesidad de cirugía.

Respecto al uso de terapias alternativas como acupuntura o manipulación vertebral, cada vez más en auge, el doctor Cherkin, del Centro para los Estudios de la Salud de Seattle (EE.UU), señaló que no hay diferencia entre la mejoría que se produce con acupuntura real y otra placebo, en la que las agujas se colocan en puntos aleatorios.

En su opinión, lo que tiene más efecto en estas técnicas es la ilusión del paciente por curarse y que alguna persona se esté ocupando de él. Kovacs aconsejó evitar el reposo y moverse en la medida que el dolor lo permita.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones