Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un bebé de Zaragoza se convierte en el receptor más joven de España de un trasplante multivisceral

A la niña, afectada de un fallo intestinal permanente, se le trasplantaron hígado, estómago, duodeno, intestino delgado y páncreas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 18 enero de 2011
El primer paciente aragonés que se ha beneficiado de un trasplante multivisceral ha sido un bebé de Zaragoza, que se convierte además en el receptor de más corta edad de España en este tipo de trasplantes. Es una niña afectada desde su nacimiento de un fallo intestinal permanente, a quien se operó el pasado 27 de septiembre en el Hospital Infantil La Paz de Madrid, con tan sólo seis meses de vida, y que recibió ayer el alta domiciliaria.

La operación fue precisa porque esta niña, desde su nacimiento, no podía absorber ningún tipo de alimento por vía oral y era dependiente para poder alimentarse de una terapia de nutrición parenteral administrada por sus padres en su propio domicilio, explicó la Asociación Española de Padres de Niños con Nutrición Parenteral (AEPANNUPA). La intervención duró más de 12 horas de quirófano y consistió en un trasplante multivisceral de cinco órganos: hígado, estómago, duodeno, intestino delgado y páncreas.

La asociación indicó que si el trasplante de intestino en general es uno de los más complejos de los actuales, el multivisceral es el más complicado entre este tipo de trasplantes intestinales. Además, la dificultad aumenta cuanto más corta es la edad del potencial receptor ya que a la propia complejidad de la técnica quirúrgica se suma la necesidad de encontrar un donante no solamente compatible por características y grupo sanguíneo con el receptor, sino que también se hace necesario su compatibilidad por tamaño.

La pequeña ha permanecido ingresada durante más de tres meses, durante el postoperatorio, en la Unidad de Cuidados Intensivos y en la Unidad de Rehabilitación Intestinal del citado centro madrileño. En ese periodo, la familia ha contado con el apoyo de AEPANNUPA, que les ha acogido en su piso de Madrid, además de facilitarles cobertura psicológica y de rehabilitación alimentaria dentro del hospital. Ahora, gracias a este trasplante multivisceral, la niña comerá, crecerá y se desarrollará de forma normal, "con la única molestia de tener que acudir a rutinarias consultas médicas", apuntaron.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones