Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un cirujano condenado a indemnizar a una mujer a la que operó tres veces de la nariz

Este mismo médico está acusado de la muerte de otra paciente en una clínica clandestina

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 4 noviembre de 2002
El Juzgado de Primera Instancia número 53 de Madrid ha condenado al cirujano Gerardo Senderowicz a indemnizar a una paciente con 38.888 euros por las lesiones que le ocasionó al practicarle tres operaciones de nariz. Entre los daños probados, la sentencia destaca los dos orificios que el médico dejó a la mujer en el suelo de las fosas nasales, "lo que provoca que le salgan líquidos por la nariz cuando se lava los dientes".

Gerardo Senderowicz se encuentra también imputado en el procedimiento judicial por la muerte de su paciente Deborah Catalán el pasado 25 de enero en una clínica madrileña, después de practicarle una intervención contra la obesidad. El centro fue precintado por la Consejería de Sanidad, tras descubrirse que funcionaba de modo clandestino.

Según relata la última resolución contra el polémico cirujano argentino, María del Carmen C.P. fue operada una primera vez por Senderowicz debido a un problema respiratorio y en otras dos ocasiones más con fines estéticos. "Es aquí -apunta la sentencia, en referencia a las últimas intervenciones quirúrgicas- donde señala el autor del informe de la clínica médico-forense que hay premura y precipitación, ya que cada vez faltan más estructuras y va habiendo más complicaciones".

El magistrado agrega que, una vez conseguida la finalidad curativa de eliminar la insuficiencia respiratoria en la nariz, el médico siguió operando a la mujer a pesar de "lo delicado de dicha estructura", más aún cuando "no extremó su deber de información" hacia su paciente respecto "a las posibilidades de obtener el resultado estético pretendido".

La sentencia precisa que "son completamente imputables" a Gerardo Senderowicz los orificios abiertos en el suelo de las fosas nasales, la "hipoestesia subjetiva en zona labial izquierda e incisivos", la "retracción en zona cutánea del pabellón auricular" y dos cicatrices. Todas estas lesiones "representan sucesivas pérdidas de estructuras y progresivo empeoramiento del resultado estético", añade la sentencia. En cambio, no considera al cirujano "responsable de la ausencia de tabique nasal", un defecto que ya existía antes de la operación.

Por todo ello, el juez estima la demanda presentada por María del Carmen C.P. contra Senderowicz y obliga al médico a pagarle una indemnización de 38.888 euros, cantidad que -según informaron fuentes jurídicas- ya ha sido pagada. La mujer había solicitado en un principio 120.000 euros, pero ha descartado recurrir el fallo al haber abonado ya el médico la multa impuesta en la sentencia. El juez, por último, no considera acreditado que las lesiones relatadas sean las causantes de la depresión que la paciente asegura padecer.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones