Una investigación demuestra que las sombrillas de playa no interceptan la radiación difusa de los rayos del sol

Cuantifica que bajo los quitasoles se filtra así un 34% de radiación ultravioleta
Por EROSKI Consumer 20 de julio de 2010

Las sombrillas de playa interceptan todo el flujo directo que llega del sol, pero no la radiación difusa que se cuela por los lados, según un trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Valencia (UV). Eso supone que bajo las sombrillas de playa se filtra un 34% de radiación ultravioleta, tal como demuestra este estudio, publicado en la revista «Photochemistry and Photobiology».

Este porcentaje corresponde a «la irradiancia -radiación incidente por unidad de superficie- que llega al suelo cubierto por una sombrilla «, explica José Antonio Martínez-Lozano, coautor del estudio y coordinador del Grupo de Investigación de Radiación Solar en la UV. El equipo investigador ha comprobado que aunque la loneta tiene una capacidad elevada para absorber la radiación, no puede impedir que la radiación ultravioleta difusa se cuele por los lados.

Los autores del estudio colocaron un sensor de rayos ultravioletas en la base de una sombrilla de lona pintada de azul y blanco, de 80 centímetros de radio y 1,5 metros de altura. Comprobaron así que la sombrilla intercepta la radiación directa que llega del sol, pero parte de la radiación difusa, que es aproximadamente un 60% de la global, alcanza el sensor desde el cielo no cubierto por la sombrilla.

El equipo investigador ha desarrollado un modelo geométrico de obstrucción del cielo para calcular la irradiancia que se recibe en los distintos planos horizontales y verticales bajo la sombrilla. En el caso de la irradiancia horizontal, los valores que proporciona el modelo coinciden con los registrados experimentalmente con sólo un error relativo del 3%. Mediante la utilización de diversas configuraciones de cielo, suelo y sombrilla, los investigadores han simulado la situación real de las personas, que no siempre permanecen acostadas bajo los quitasoles, sino que se pueden levantar, sentar o estar de pie.