Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Una molécula de azúcar no humana puede ayudar a predecir el riesgo de cáncer

Los descubridores consideran que en algunos casos frenaría el crecimiento tumoral

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 21 abril de 2011
cáncer y, en algunos casos, frenar el crecimiento tumoral, según el hallazgo de un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos.

La investigación, cuyos resultados publicará la revista "Cancer Research", pone de manifiesto el potencial diagnóstico y terapéutico de un tipo de ácido siálico. Los autores del estudio explican que todas las células animales están rodeadas de una especie de moléculas complejas llamadas ácidos siálicos, que sirven de puntos de contacto vital para la interacción con otras células y el medio circundante.

Los seres humanos producen un tipo particular de ácido siálico llamado ácido N-acetilneuramínico (Neu5Ac), pero también puede incorporar otro tipo de moléculas no humanas llamadas ácido N-glicolilneuramínico (Neu5Gc), que se obtienen mediante la alimentación, sobre todo por el consumo de carne roja. Las estructuras moleculares de estos ácidos siálicos difieren en solo un átomo de oxígeno, pero esta diferencia es suficiente para que el sistema inmune humano produzca una respuesta contra el anti-Neu5Gc.

Los autores de este trabajo han detectado que los pacientes con cáncer tienen niveles elevados de anticuerpos específicos para una cadena de azúcar que contiene Neu5Gc. Este antígeno extraño surge de la incorporación del marcador del cáncer Sialyl-Tn, el primer ejemplo de un biomarcador humano similar a los "xeno-autoanticuerpos". Esta molécula propicia una doble respuesta de los anticuerpos que, por un lado, estimulan el crecimiento tumoral a dosis bajas, y, por otro, frenan cuando se encuentra en dosis más elevadas.

"Como el trabajo de los anticuerpos terapéuticos en estos pacientes sigue sin estar claro, incluso en tratamientos ya autorizados, es probable que una combinación de la señalización de las células inmunes permita eliminar células cancerosas para que los anticuerpos maten directamente a las células mediante otras proteínas del organismo", indican los autores. No obstante, estos investigadores reconocen que son necesarios más estudios a largo plazo para saber si los niveles de anticuerpos anti-Neu5Gc son un indicador fiable del riesgo de cáncer en el futuro, así como si este riesgo se puede reducir.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones