Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Varios laboratorios suizos acusados de comercializar viejos fármacos con nuevos nombres

Las asociaciones de consumidores dicen que es una estratagema para seguir explotando la patente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 20 mayo de 2002
Diversos laboratorios farmacéuticos suizos comercializan viejos productos con nuevos nombres para evitar reducciones de precios una vez vencida la patente, según denuncias de los defensores de los consumidores. Según un estudio, actualmente hay en el mercado helvético 400 copias patentadas de viejos medicamentos.

Recientemente, el grupo farmacéutico Novartis fue denunciado por haber comercializado bajo nuevo nombre y a precio más elevado un fármaco exactamente igual a otro que llevaba vendiendo desde hacía años.

Otros laboratorios como UCB Pharma, Abbot o Lundbeck, han bautizado productos contra la alergia, antidepresivos o de anestesia local con nuevos nombres en lo que se considera una estratagema para seguir explotando la protección que otorga la patente.

Según el defensor de los consumidores suizos, Werner Marti, el fármaco más rentable del mercado, el remedio contra los problemas digestivos Antramups, del grupo anglo-sueco Astra Zeneca, va a ser sustituido poco antes de que expire la patente por una copia igualmente patentada, Nexium.

Evitar competencia

Las empresas farmacéuticas burlan de esa forma el sistema estatal de control de precios y evitan la competencia de los genéricos, por lo que no respetan las reglas de la libre competencia, según sus críticos.

Los laboratorios justifican sus elevados márgenes de beneficio por los gastos de investigación y desarrollo de nuevos productos. Este supuesto no se da, sin embargo, en esos casos de simples copias de medicamentos ya existentes.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones