Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Crowdfunding a favor de personas desfavorecidas

Los ciudadanos tienen la oportunidad de poner en marcha causas o acciones para beneficiar a personas con menos posibilidades

En tiempo de crisis, ayudar a los demás es importante. Y no siempre ha de hacerse con dinero. Se presta apoyo con tiempo, ideas y ganas. El crowdfunding ha propiciado que esto sea así, ya que da la oportunidad a los ciudadanos de organizar sus propias iniciativas y solicitar la colaboración de otras personas. El crowdfunding solidario impulsa la recaudación de fondos para ayudar a los más desfavorecidos a través de iniciativas que se pueden compartir con otras personas. A continuación se explica cómo.

Crowdfunding solidario

Las iniciativas de crowdfunding parten de ciudadanos, asociaciones, colegios, empresas o cualquier otro grupo

El crowdfunding o financiación colectiva convierte a los ciudadanos en protagonistas. A través de él ponen en marcha iniciativas y animan a otras personas a participar en ellas. Por ello la solidaridad no podía perder la oportunidad de aprovechar esta fórmula.

Intermón Oxfam ha dado forma a la idea con "Iniciativas Solidarias", un espacio donde ciudadanos, asociaciones, colegios, empresas o cualquier otro grupo selecciona una causa y solicita fondos para la misma. Los destinatarios son personas desfavorecidas y las cantidades que se piden parten de cifras bajas. Con 360 euros se distribuyen semillas de maíz y fertilizantes para que seis familias de Guatemala cultiven su parcela y la abonen durante un año, explica IO. Con 1.080 euros se adquiere material educativo para formar profesores en Sudán del Sur y con 3.000 euros consiguen un depósito de agua en un campo de refugiados en Chad.

Esta experiencia está abierta a los colaboradores de Intermón Oxfam, que pueden pedir a la organización que les asesore y ayude en todo lo que necesiten. La entidad tiene numerosas ideas y consejos para que quienes realicen un evento consigan los mejores resultados. Algunas propuestas son:

  • Elaborar pasteles caseros y venderlos un día a la semana en la oficina, para destinar la recaudación a un fin solidario.

  • Organizar un concierto con un grupo de amigos y asignar parte del coste de la entrada a un proyecto.

  • Celebrar una fiesta y pedir a los invitados una aportación mínima.

  • Destinar cada mes el importe de una hora de trabajo.

  • Reunir prendas de ropa o artículos usados y venderlos en un mercadillo de segunda mano.

  • Animar a participar en campeonatos deportivos, de dominó o de ajedrez, para recaudar fondos entre quienes tomen parte o asistan a los encuentros.

  • Los más osados pueden atreverse con las apuestas. "Si me ayudáis a conseguir el dinero para esta iniciativa... ¡me afeito la cabeza!", propone IO.

Las empresas también tienen un papel importante. En ellas se pueden proponer diversos eventos a los que asistan trabajadores y familiares, que colaboren con la iniciativa que se apoya. Implicar a los trabajadores, a su vez, es un modo de conseguir que se sientan parte de la compañía y, por lo tanto, más comprometidos con esta y con las causas que defiende. Es, además, una manera de acercar a la dirección y al resto de los trabajadores para compartir un objetivo común. En su caso, IO propone a qué proyectos destinar el dinero y se les orienta en todo el proceso de crowdfunding.

Además de poner en marcha sus propias iniciativas, las ONG pueden aprovechar las plataformas de crowdfunding y crear sus propias campañas. Lanzanos.com alberga proyectos de diversos ámbitos, incluida la solidaridad, donde las organizaciones interesadas pueden promocionar los proyectos que estimen para conseguir la financiación suficiente. Fundación Hazlo posible impulsa una iniciativa de similares características, donde se dan a conocer proyectos que buscan financiación mediante microdonaciones.

Las iniciativas se pueden compartir

Imagen: Intermón Oxfam

La peculiaridad de este tipo de acciones es que se comparten. Quienes las ponen en marcha animan a amigos, familiares o compañeros de trabajo para que las apoyen. Son colaboradores de IO que dan un paso más en el apoyo a la organización y se implican en la consecución de sus fines. Aprovechan una fiesta, una jornada deportiva u otra fecha especial, para reunir a un grupo de personas y recaudar fondos con un objetivo solidario.

Cuando ocurre una emergencia, los colaboradores tienen la oportunidad de destinar los fondos a esta intención. Así se canaliza su colaboración en acciones concretas que lo requieren con urgencia, como la situación en Cuerno de África o Sahel. El crowdfunding amplía las posibilidades de donación, además de permitir que sean los propios donantes quienes decidan la cantidad que aportan.

Una variante son los retos económicos, cantidades mínimas que se marcan como objetivo para un fin preciso. Se apela a la generosidad de los donantes para recaudar una cantidad determinada que se destinará a ese propósito. Además, por ser donaciones, quienes colaboren tienen derecho a una desgravación en la declaración del IRPF hasta en un 25% y hasta en un 35% en el caso de las empresas.

Cómo se crea una iniciativa

Una vez que se tiene la idea y se ha planteado el reto económico que se quiere conseguir, es momento de crear formalmente la iniciativa. Para dar mayor difusión al evento, quien lo organiza tiene la opción de crear una página web del mismo para difundirlo. Desde este sitio en Internet se podrá acceder a toda la información de la propuesta, conocer el destino de los fondos, realizar los donativos y un seguimiento de su desarrollo, incluso, a través de fotografías.

Si se quiere, en esta misma página se da a los donantes la posibilidad de realizar comentarios y aportaciones, que enriquezcan la iniciativa y les pongan en contacto. De igual manera, esta se puede compartir en las redes sociales más conocidas, como Facebook y Twitter, y difundir entre los contactos mediante correo electrónico u otros medios que se consideren adecuados, como carteles.

Cuando las donaciones no se realizan desde la página web del proyecto, lo habitual es que se facilite un número de cuenta. Una barra de progreso en el site de la iniciativa recoge la evolución de los ingresos y la cantidad que queda por conseguir hasta llegar a la cantidad prevista.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones