Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

El número de pobres en Latinoamérica se ha incrementado en 10 millones entre 1990 y 2001, según la ONU

Considera improbable alcanzar la meta de reducir al 50% la pobreza hacia el año 2015

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 10 noviembre de 2002
El año pasado casi 241 millones de personas, aproximadamente el 43% de la población latinoamericana, vivía en la pobreza, y 92,8 millones (18,6%) en la indigencia, según el Informe Anual sobre el Panorama Social dado a conocer ayer por la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) de la ONU.

Sin embargo, si durante el presente año se materializa la contracción económica regional, que se estima en un 0,8%, la pobreza aumentará al 44% de la población y la indigencia al 20%, señaló la Cepal, que augura un empeoramiento de la situación en Argentina, Venezuela, Paraguay y Uruguay.

El décimo informe de esta comisión indica que entre 1990 y 2001, el número de pobres latinoamericanos se incrementó en 10 millones y por ello es altamente improbable que se alcance la meta de la llamada Declaración del Milenio de la ONU, que anticipaba una reducción media del 50% de la pobreza hacia el 2015.

La crisis argentina pesa mucho en el aumento de la pobreza regional, indicó el secretario ejecutivo de la Cepal, José Antonio Ocampo, quien advirtió de que el producto interno argentino decrecerá más de un 10% este año, arrastrado por el derrumbe de su economía en 2001.

La Comisión reconoce que los logros obtenidos hasta 1997 han experimentado importantes retrocesos debido a las crisis económicas sufridas por esta parte del mundo desde el año 2000. "Seis de los siete millones de pobres que se sumarán en 2002 tienen la calidad de indigentes, es decir, son incapaces de solventar la canasta mínima de alimentos", apuntó Ocampo.

Las causas de este retroceso, según la Cepal, son el menor dinamismo económico o la volatilidad del crecimiento, el aumento del desempleo y el estancamiento o retroceso de la distribución del ingreso.

Por otra parte, el informe revela que, entre 1997 y 2001, la pobreza disminuyó en cinco países: México, República Dominicana, El Salvador, Panamá y Chile; se mantuvo estancada en Bolivia, Costa Rica, Honduras y Venezuela; y aumentó en Brasil, Uruguay, Ecuador, Colombia, Argentina y Paraguay.

La Cepal calcula que para alcanzar la reducción de la pobreza a la mitad en 2015, el producto de la región debería crecer en una media anual del 2,7%. Sin embargo, reconoce que para los países más pobres tales posibilidades son prácticamente nulas, puesto que requerirían alcanzar tasas de crecimiento históricas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones