Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La mitad de las crisis humanitarias mundiales se concentran en África, según Médicos Sin Fronteras

En los últimos años se ha incrementado notablemente el riesgo para los cooperantes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 28 diciembre de 2008
El último informe de la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) revela que la mitad de las diez crisis humanitarias mundiales se encuentran en África, el continente más golpeado por las guerras, las enfermedades y la falta de recursos.

Los desplazamientos masivos de civiles, la violencia y las necesidades médicas no cubiertas en la República Democrática del Congo (RDC), Somalia, Irak, Sudán y Pakistán, así como la falta de atención sanitaria en Myanmar (antigua Birmania) y Zimbabwe son algunas de las emergencias médicas y humanitarias más apremiantes del mundo. Asimismo, la ONG advierte de la falta de una atención global al aumento de los enfermos de sida con tuberculosis y las necesidades críticas en la prevención y tratamiento de la malnutrición infantil, que causa la muerte de hasta cinco millones de niños al año en el continente.

Para Médicos Sin Fronteras, "la realidad sobre el terreno" de la que sus cooperantes son testigos es que "la comunidad humanitaria es incapaz de hacer ni siquiera lo suficiente para la población que sufre grandes necesidades de asistencia médica". Con la publicación de este informe, la organización espera centrar la atención en los millones de personas atrapados en conflictos, afectados por las crisis sanitarias, o en aquellos a quienes les son negadas las necesidades sanitarias básicas.

Dificultades para los cooperantes

El presidente del Consejo Internacional de la ONG, Christophe Fournier, advierte de que "en algunos lugares es extremadamente difícil para las organizaciones humanitarias el acceso a las poblaciones que requieren ayuda".

En los últimos años se ha incrementado enormemente el riesgo para los cooperantes, quienes tienen que trabajar bajo un mayor riesgo y, en general, en ambientes más peligrosos. Estas circunstancias se presentan sobre todo en conflictos altamente politizados como Somalia, Pakistán, Sudán e Irak.

En sitios como Myanmar o Zimbabwe, países en los que sus respectivos gobiernos han "fracasado" en proporcionar la asistencia sanitaria necesaria o se muestran reticentes a la intervención de las ONG, las organizaciones humanitarias ven muy limitado su trabajo o tienen que hacer frente en solitario a crisis sanitarias.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones