Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Las cinco catástrofes naturales más grandes de 2010 causaron más de 225.000 muertes y casi 600.000 millones de dólares en pérdidas

Destacaron los terremotos de Haití, Chile y el centro de China, la ola de calor en Rusia y las inundaciones en Pakistán

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 4 enero de 2011
Durante el pasado año 2010 se registraron cinco "grandes catástrofes naturales", la máxima categoría según los criterios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Un informe publicado por la empresa reaseguradora alemana Munich Re calcula que estos desastres causaron en conjunto la muerte de más de 225.000 personas y pérdidas por valor de casi 600.000 millones de dólares.

Esas cinco grandes catástrofes fueron los terremotos de Haití (12 de enero), Chile (27 de febrero) y el centro de China (13 de abril), la ola de calor en Rusia (de julio a septiembre) y las inundaciones en Pakistán (de julio a septiembre), que concentraron la mayor parte de las víctimas mortales que se produjeron durante el año por desastres (unas 295.000) y algo menos de la mitad de las pérdidas económicas totales (130.000 millones de dólares).

En total se registraron 950 desastres naturales. Nueve de cada diez estuvieron relacionados con fenómenos meteorológicos como tormentas e inundaciones. Esta cifra convierte a 2010 en el segundo año con más catástrofes naturales desde 1980, una cifra bastante más alta que la media anual de los últimos 10 años (785). Sólo el terremoto de Haití -de siete grados en la escala de Richter-, uno de los más devastadores de los últimos 100 años, se cobró la vida de más de 220.000 personas, superado en este aspecto solamente por el que ocurrió en 1976 en Tangshan (China), que dejó unos 242.000 fallecidos. Las pérdidas alcanzaron los 8.000 millones de dólares.

Un mes más tarde se registró el seísmo de Chile, de 8,8 grados -el quinto más fuerte que se ha medido nunca-, en el que murieron 520 personas. Esta catástrofe natural fue la más cara para el sector de las empresas de seguros, ya que las pérdidas alcanzaron 30.000 millones de dólares y las pérdidas aseguradas, 8.000 millones. Las inundaciones provocadas por las intensas lluvias del monzón durante el verano tuvieron consecuencias devastadoras en Pakistán. Los fallecidos ascendieron a 1.760, mientras que las pérdidas sumaron 9.500 millones de dólares, una suma extremadamente alta para la economía paquistaní.

La ola de calor experimentada en Rusia y en países vecinos hizo que en muchos lugares, Moscú incluido, la temperatura estuviera por encima de los 30 grados centígrados durante dos meses, además de favorecer los graves incendios forestales que se produjeron. El calor y la contaminación del aire se cobraron la vida de al menos 56.000 personas en el que se ha convertido en el desastre natural que más muertes ha causado en la historia de Rusia.

Además, en 2010 se registró una de las temporadas de huracanes más intensas de los últimos 100 años, con 19 ciclones tropicales, un año solo superado por 2005 (28) y 1933 (21). De estas tormentas, 12 alcanzaron fuerza de huracán, de los que cinco entraron en la categoría más alta (con vientos de más de 178 kilómetros por hora).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones