Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

La pandemia de covid-19 agrava las emergencias humanitarias

Entre los principales objetivos humanitarios de UNICEF para 2021 destaca la compra y el suministro de vacunas contra la covid-19 para llegar a las familias y los países más vulnerables

vacunacion covid paises desfavorecidos Imagen: UN0349009

El 2020 ha sido un año muy duro para el mundo entero, y los esfuerzos que habrá que hacer para la recuperación serán enormes. El 2021 empieza con un atisbo de esperanza. Han comenzado a darse las primeras dosis de las vacunas contra la covid-19 y parece que estamos ante el principio del fin. Sin embargo, aún queda mucho trabajo por delante, ya que los efectos de esta pandemia son devastadores, sobre todo entre los colectivos más vulnerables. A continuación, detallamos los principales objetivos humanitarios para 2021.

Como siempre, las personas o colectivos más vulnerables son los que más sufren este tipo de situaciones. En este caso, cuando una emergencia de salud pública coincide con un conflicto, el cambio climático, los desastres o el desplazamiento, las consecuencias para los niños y niñas pueden ser catastróficas. Y, por eso, esta situación sin precedentes exige una respuesta igualmente sin precedentes.

En UNICEF hemos realizado el mayor llamamiento humanitario hasta la fecha, ya que se calcula que se necesitan 5.292 millones de euros para hacer frente a todas las necesidades que han surgido o que se han incrementado. Entre otras, se pretende dar apoyo y servicios esenciales a 300 millones de personas, incluidos más de 190 millones de niños y niñas. El llamamiento para este 2021 supone un aumento del 35 % sobre los fondos que se solicitaron para 2020 y refleja el incremento de las necesidades humanitarias a nivel mundial debido a las crisis prolongadas y la pandemia de covid-19.

Nuevas crisis humanitarias

Pero además de la covid-19, en 2020 surgieron nuevas crisis humanitarias. El conflicto en la región de Tigray, en Etiopía, dejó a 2,8 millones de personas con una necesidad urgente de ayuda. En la provincia de Cabo Delgado de Mozambique, más de 425.000 personas, incluidos 191.000 niños y niñas, tuvieron que desplazarse como resultado de los enfrentamientos entre grupos armados no estatales y fuerzas armadas. Los informes sobre asesinatos, secuestros, reclutamiento y uso de niños como soldados han ido en aumento. Además, fuertes tormentas devastaron comunidades vulnerables en América Central y Asia Oriental (en Filipinas, Vietnam y Camboya), afectando a más de 15 millones de niños y niñas.

La pandemia agravó las emergencias prolongadas en países como Afganistán, Bangladesh, Burkina Faso, Libia, Sudán del Sur, y Ucrania. En marzo se cumplirán diez años de conflicto en Siria y seis años de conflicto en Yemen. Solo en estos dos países hay casi 17 millones de niños y niñas que necesitan ayuda humanitaria.

El número de desastres relacionados con el clima se ha triplicado en los últimos 30 años, amenazando la seguridad alimentaria, aumentando la escasez de agua, obligando a las personas a abandonar sus hogares e incrementando el riesgo de conflictos y de emergencias para la salud pública. Se estima que 36 millones de niños y niñas, más que nunca antes, viven desplazados debido a los conflictos, la violencia y los desastres. La desnutrición infantil está aumentando en países de todo el mundo.

Acción Humanitaria para la Infancia 2021

Como parte de la Acción Humanitaria para la Infancia, estos son los objetivos principales que UNICEF quiere lograr este año:

  • Llegar a 149 millones de mujeres y niñas y 7,4 millones de niños y niñas con discapacidad.
  • Proporcionar tratamiento contra la desnutrición aguda grave a 6,3 millones de niños y niñas.
  • Proporcionar vacunas contra el sarampión a 27,4 millones de niños y niñas.
  • Proporcionar acceso a agua potable para beber, cocinar y asearse a 45 millones de personas.
  • Proporcionar acceso a servicios de salud mental y apoyo psicosocial a 19,2 millones de niños, niñas y personas a su cuidado.
  • Proporcionar a 17 millones de niños, niñas y mujeres acceso a intervenciones de mitigación, prevención o respuesta a riesgos relacionados con la violencia de género.
  • Apoyar a 93,3 millones de niños y niñas con educación formal o informal, incluyendo aprendizaje temprano.
  • Proporcionar ayuda en efectivo a 9,6 millones de hogares.

Vacunas contra la covid-19

Además, desde UNICEF participaremos en el suministro y adquisición de la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 que causa la covid-19 con el foco puesto en la equidad para llegar a los niños, niñas y familias más vulnerables.

Este trabajo incluye la coordinación con las principales líneas aéreas y proveedores de transporte a nivel mundial para intensificar los esfuerzos para distribuir vacunas en más de 92 países de todo el mundo en cuanto estén disponibles en nombre del Mecanismo COVAX, en colaboración con la Organización Panamericana de Salud (OPS).

mergencias humanitarias unicef
Imagen: UN0373367

También estamos coliderando junto a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alianza para la Vacunación (GAVI), los esfuerzos para ayudar a los gobiernos a preparar la implementación de las vacunas UNICEF podría llegar a transportar hasta 850 toneladas de vacunas de la covid-19 al mes durante 2021, si esa cantidad de vacunas estuviera disponible, según nuevas estimaciones. Esto supone más del doble de la cantidad de vacunas que UNICEF transporta de media cada mes. Los resultados de 2020 fueron posibles gracias a las alianzas de UNICEF con los equipos humanitarios de cada país, otras agencias de Naciones Unidas, la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, equipos de respuesta nacionales y locales y proveedores de recursos.

Con la llegada inminente de las vacunas empezamos a ver señales de esperanza. Pero la esperanza no se va a recuperar solo con la vacuna. Los países necesitan urgentemente apoyo financiero y técnico para fortalecer sus capacidades de mantener las cadenas de suministro y las cadenas de frío, para formar a los trabajadores sanitarios y para trabajar con las comunidades en la lucha contra la desinformación y en la generación de confianza en las vacunas. Sin financiación urgente y ayuda, muchos de los países más pobres corren el riesgo de quedarse atrás.

Por eso, este año más que nunca pedimos a todas nuestras organizaciones aliadas, instituciones, personas socias y a la ciudadanía en general que se unan a este llamamiento para lograr paliar cuanto antes los efectos de esta devastadora crisis.

RSS. Sigue informado

Unicef

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones