Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Save the Children ha proporcionado ayuda de emergencia a más de 11.800 niños víctimas del terremoto en Chile

La ONG mantiene abiertos 21 espacios seguros para que estos menores puedan recuperarse en un entorno seguro

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 27 febrero de 2011
Save the Children ha atendido las necesidades más urgentes de 11.800 niños en Chile, desde que el 27 de febrero del pasado año un terremoto de magnitud 8,8 sacudiera el país, con un balance de 500 fallecidos y casi dos millones de afectados, de los cuales 1.200.000 son menores. Con motivo del primer aniversario del seísmo, la ONG quiere recordar que los niños son los más vulnerables en el período posterior a un desastre.

Según cifras de la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recogidas por Save the Children, el 90% de los menores chilenos afectados mostraron síntomas de sufrimiento psicológico tras el terremoto. Para tratar de aliviar este impacto, la ONG ha establecido 21 espacios seguros para que los niños puedan jugar en un entorno seguro, relacionarse entre ellos e iniciar el proceso de recuperación mientras que sus padres pueden ocuparse de cubrir las necesidades básicas de la familia. Más de 1.800 menores se han beneficiado de las actividades de estos espacios seguros.

La organización también ha proporcionado formación a 334 maestros de 10 escuelas y 37 centros de las zonas rurales y urbanas de Chanco, Pelluhue y Cauquenes sobre el manejo de estrés en menores. "En una emergencia los niños son los más vulnerables, están asustados, en muchos casos se ven obligados a abandonar sus casas, han perdido a algún miembro de su familia o sus amigos. Para acelerar su proceso de recuperación, es fundamental que retomen sus estudios y recuperen sus rutinas cuanto antes", explica el director de Save the Children, Alberto Soteres.

Otro de los problemas que afectaron a las víctimas del terremoto fue el acceso a agua potable e instalaciones de saneamiento. Para tratar de solventar esta emergencia, la ONG ha distribuido en la provincia de Cauquenes bidones familiares para el almacenamiento de agua así como artículos de higiene. Además, ha construido ocho torres de agua que proporcionarán agua potable a más de 3.000 personas. También puso en marcha una campaña de radio con mensajes sobre hábitos de higiene destinada a los niños de la provincia, con el fin de prevenir enfermedades.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto