Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

El operador China Telecom dificulta el uso de la tecnología Skype, que permite hacer llamadas baratas de larga distancia

Este sistema de llamadas entre un ordenador y un teléfono fijo tiene un coste de dos céntimos de euro por minuto, mientras que la empresa china cobra 70 céntimos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 12 septiembre de 2005
La prensa china informó de que el mayor operador de telefonía fija del país, China Telecom, está intentando bloquear el uso de la tecnología Skype para realizar llamadas baratas de larga distancia desde un ordenador a un teléfono fijo. Según las noticias aparecidas en diversos medios, China Telecom ha elaborado ya una "lista negra" de personas que utilizan el servicio Skype en la ciudad de Shenzhen y amenaza con castigar a cualquiera que se salte la prohibición.

China Telecom pretende además bloquear el uso de esta barata fórmula en todo el país, porque amenaza sus beneficios en el servicio de llamadas de teléfono de larga distancia, informó el rotativo _South China Morning Post_. "El servicio de llamadas de ordenador a teléfono fijo está estrictamente regulado por la ley, y en China, sólo China Telecom y China Netcom tienen permiso para realizar proyectos piloto de forma limitada", declaró un portavoz de la operadora estatal al diario.

La escasa presencia de este servicio en China ha animado a muchos a utilizar Skype, que permite llamar a Europa o a Estados Unidos por sólo dos céntimos de euro por minuto, frente al coste de 70 céntimos de euro por minuto en el servicio regular de China Telecom.

Aun en el supuesto de que las autoridades chinas lograran bloquear y cerrar el uso de Skype en el país, cualquier persona que posea una tarjeta de crédito extranjera y un ordenador podría seguir accediendo al servicio Skypeout por Internet.

Se da la circunstancia de que el mercado de telecomunicaciones chinos no está todavía liberalizado y las autoridades del país intentan fraguar algunas grandes empresas estatales antes de que penetre la competencia internacional.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones