Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Cinco consejos para elegir la tableta adecuada

Aspectos que tener en consideración para no se equivocarse en la compra de una tableta

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 17 julio de 2014

Las ventajas de una tableta frente a un ordenador tradicional se refieren sobre todo al precio, pero también al tipo de aplicaciones disponibles, que cubre la mayoría de las necesidades de los usuarios. Y es que navegar por Internet o acceder a redes sociales son tareas sencillas de llevar a cabo tanto en una tableta como en un equipo informático. Estas características llevan a que parte de la sociedad, que nunca ha utilizado un ordenador, acceda con este dispositivo móvil en alza a la era digital. ¿Qué deben tener en cuenta estos recién llegados digitales a la hora de adquirir una tableta? Este artículo pondera cinco de los principales aspectos para considerar a la hora de comprar una.

Los dispositivos móviles han arrasado a los ordenadores personales. La compra de smartphones, phablets y tabletas ya supera a la de ordenadores. Y, según la consultora Gartner, en 2015 la venta de tabletas rebasará a la de ordenadores de escritorio y portátiles y se espera que el próximo año se vendan 321 millones de unidades en todo el mundo.

Muchos usuarios se estrenarán en la era de Internet desde una tableta, en lugar de un ordenador

Esta consultora había adelantado que esta intersección de trayectorias convergiera este año, pero en fechas recientes ha ajustado sus previsiones en función de las ventas de ambas categorías en el primer semestre del año. Es decir, casi con la campaña de la próxima Navidad se cumplirá el cambio, ya que muchos usuarios se estrenarán en la era de Internet desde una tableta, en lugar de un ordenador.

Para ellos, la principal motivación a la hora de adquirir una tableta es que cumpla con sus necesidades y requerimientos, tanto como iniciados como, a la postre, siendo ya usuarios avanzados. Es decir, necesitarán una tableta tanto para acceder a Internet en movilidad y de forma constante, como para juegos y aplicaciones de ocio dentro del hogar. Pero, en todo caso, la primera premisa que deben aplicarse es que no por elegir la tableta más cara del mercado, la experiencia de uso será mejor.

Valorar el tamaño de pantalla

Elegir el tamaño de la pantalla es, en gran medida, una de las primeras decisiones

Elegir el tamaño de la pantalla es, en gran medida, una de las primeras decisiones que hay que tomar. En general, las tabletas se pueden dividir entre las de pequeño tamaño (entre 7 y 8,3 pulgadas) y las de tamaño mediano o grandes (entre 8,9 y 10,1 pulgadas).

Las pequeñas están orientadas a usuarios que necesiten una tableta de dimmensiones comedidas que puedan llevar a todas partes, para un uso en movilidad de forma constante.

Por su parte, las tabletas más grandes son para usuarios cuya experiencia visual y multimedia sea más importante que las dimensiones del dispositivo. Es decir, para quienes piensen en emplearlas desde el sofá con comodidad, las quieran para "videojugar" o ver películas y series. También valen para usuarios que de forma ocasional las quieran utilizar como ordenador.

Atentos a la conectividad

Si el uso principal de la tableta es su conexión a Internet en movilidad, la adquisición de una con conectividad 3G o 4G está justificada

La mayoría de las tabletas disponibles cuentan con modelos que contemplan varios tipos de conectividades. Los modelos más básicos, y asequibles, poseen conectividad wifi, y después están los que o bien tienen wifi y 3G, o bien añaden al wifi el 4G. Estas últimas tienen un precio superior al que hay que unir la adquisición de una tarjeta SIM y un plan de precios con algún operador de telecomunicaciones.

Si el uso principal de la tableta es su conexión a Internet en movilidad, la compra de una con conectividad 3G o 4G está justificada.

Sin embargo, una opción interesante pasa por adquirir una tableta con wifi y compartir la conexión del móvil mediante tethering con el smartphone, si se dispone ya de él. En este caso, hay que tener en cuenta que la navegación por Internet y otras acciones desde una tableta consumen mayor volumen de datos que en la pequeña pantalla del móvil.

El almacenamiento es importante

El espacio de almacenamiento es otra de las decisiones que tomar a la hora de comprar una tableta. Podría parecer en principio que con el auge de los servicios en la "nube" el almacenamiento no es importante, pero cuando se quieren hacer fotos o grabar vídeos y guardarlos, se vuelve un factor limitante que se acaba rápido. A este respecto, los fabricantes disponen del mismo modelo con diferentes capacidades. La elección de uno u otro tiene que venir determinada por el uso que se le tenga intentión de dar.

Una opción recomendable es utilizar la tableta junto con un servicio de almacenamiento en la "nube". Sin embargo, hay que considerar que para acceder después a los archivos, es necesario contar con conexión a Internet, y si esta se realiza desde una conexión 3G, puede suponer un aumento de la factura telefónica.

¿Qué sistema operativo escojo?

A día de hoy los principales sistemas operativos han convergido mucho y su potencial es parejo en todos los sentidos

El sistema operativo es importante, tanto por su fluidez de uso como por las tiendas de aplicaciones que aporta y el ecosistema de dispositivos (móviles, ordenadores, etc.) con los que se pueden sincronizar desde la tableta. Pero a día de hoy, los principales sistemas han convergido mucho y su potencial es parejo.

En el mercado hay tabletas basadas en Android, iOS y Windows. Tanto Android como iOS cuentan con centenares de miles de apps disponibles que satisfacen cualquier necesidad de los usuarios: desde programas de productividad u ofimática a ocio y entretenimiento. Los modelos basados en Windows también tienen aplicaciones para las principales tareas de los usuarios, aunque su número es inferior.

No olvidar la cámara

En un principio, la cámara incorporada en las tabletas se considera un elemento secundario, ya que los usuarios no hacen fotografías o vídeos de forma habitual debido al tamaño del dispositivo, aunque cada día es más frecuente ver a turistas sujetando una tableta frente a monumentos para retratarlos.

Sin embargo, al contrario que en los teléfonos móviles, la cámara delantera es mucho más importante que la trasera en las tabletas que dispongan de ambas, ya que la delantera permite realizar videollamadas con familiares y amigos sin necesidad de disponer de un ordenador. Por este motivo, esta cámara tiene que tener la suficiente calidad como para permitir grabar vídeo en alta definición. Hay que valorar el tipo de sensor que incorpora y su comportamiento en situaciones de poca luminosidad.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones