Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Buscadores

Hay casi una herramienta de búsqueda para cada tipo de internauta, pero el negocio se lo reparten entre unos pocos

Un negocio floreciente

La ingente cantidad de información que anda dispersa por la Red serviría de bien poco si no fuéramos capaces de localizarla. Desde los albores de Internet los índices y motores de búsqueda han sido una herramienta imprescindible para recuperar la información, pero la situación en este sector ha variado mucho en los últimos tiempos.

Los nuevos motores de búsqueda son más potentes y albergan muchas más páginas web en sus bases de datos. La clásica distinción entre buscadores, arañas (robots que rastrean la Red para indexar páginas) y directorios (clasificaciones confeccionadas por humanos), se ha disipado. Ahora prácticamente todos añaden al cajetín de búsqueda un índice de contenidos basado habitualmente en el Open Directory Project (un proyecto colaborativo para construir un gran listado de enlaces seleccionados por voluntarios), aunque algunos mantienen directorios organizados según criterios propios.

En un buscador hay dos factores importantes a valorar:

  • La tecnología. Cada buscador tiene detrás una tecnología específica utilizada para escudriñar la Red, confeccionar una base de datos y presentar la lista de resultados. Muchos no cuentan con un sistema de búsqueda propio y compran la licencia de los que sí lo han desarrollado.
  • El negocio. Detrás de un buscador también hay una empresa y un modelo de negocio. Algunos buscadores forman parte de la oferta de servicios de un portal (Yahoo!), mientras que otros son ‘puros’ (Fastsearch). Dentro de este mercado unos tienen directorios propios, otros proveen tecnología de búsqueda y los terceros comercian con los resultados. La mayor parte vive de la publicidad, por lo que hay que tener en cuenta que a veces se ordenan los resultados en función de quién paga.

Evidentemente, a los usuarios no les gusta nada descubrir que los resultados de búsqueda están determinados por el precio pagado. Así lo demuestra un reciente estudio de Consumer WebWatch, que revela que los internautas no conocen el funcionamiento de los buscadores y pierden confianza en ellos cuando descubren que incluyen resultados comprados por los anunciantes:

  • La mayoría no sabe cómo recuperan la información los motores de búsqueda o cómo organizan los resultados.
  • Una gran parte nunca pasa de la primera página de resultados, pues confía casi ciegamente en el criterio del buscador. Por ello, el 41% de los resultados escogidos por los participantes en el estudio eran comerciales. Advertidos sobre el “pago por resultados”, los usuarios se muestran negativamente sorprendidos por esta práctica.
  • El estudio revela que los resultados de pago son difíciles de diferenciar en muchos buscadores, y que la información disponible está pensada para los anunciantes, no para los consumidores.

El panorama de los buscadores ha cambiado rápidamente en pocos años. Si antes Yahoo! y AltaVista se disputaban el favor de los usuarios, con una buena cohorte de motores de búsqueda abriéndose camino, ahora los internautas tienen un claro favorito, Google, que merece un capítulo a parte. Sin embargo, tras sus recientes adquisiciones, Yahoo! pretende seguir sus pasos.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Más allá de Google »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones