Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

“Geocaching”, divertirse con el GPS

Este entretenimiento recurre a los localizadores para encontrar pequeños objetos escondidos por todo el mundo

Varias personas con un GPS en la mano que buscan algo con curiosidad. Casi con toda probabilidad, son practicantes del “geocaching”, un entretenimiento que se ha popularizado entre miles de propietarios de este aparato localizador. ¿Pero cuáles son sus claves?

A la caza del "cache"

/imgs/2009/08/geoching1.gif

El reto del “geocaching” consiste en encontrar diversos objetos, denominados “geocaches” o “caches”, que otros jugadores han escondido. No suelen ser valiosos. Con frecuencia, son recipientes herméticos de cualquier tipo, con una libreta y un bolígrafo o lapicero en su interior. Estos elementos sirven para apuntar el nombre de la persona que los ha encontrado. Pero también esconden un “tesoro”: pequeños objetos, como libros o discos de música e, incluso, llaveros y monedas especiales denominadas “geocoins”. Ésta es la práctica habitual, pero también es posible que el “cache” sea diminuto, como pequeños frascos, y la dificultad para encontrarlo aumente.

Con frecuencia, son recipientes herméticos con una libreta y un bolígrafo en su interior para anotar el nombre de quien los encuentra

El elemento más estimulante radica en que la búsqueda no se restringe a un recinto determinado ni a una ciudad concreta. El campo de juego ocupa toda la Tierra. Los “caches” se esconden en cualquier rincón. Más de 850.000 están distribuidos por todo el mundo, a la espera de que un jugador los encuentre, según la base de datos de Geocaching.com,
el sitio web oficial del juego y el más importante de los dedicados
al mismo.

El GPS es de gran utilidad para localizar el “cache”. Evita que sea una labor tan ardua como buscar una aguja en un pajar. Los participantes que esconden el objeto publican las coordenadas para encontrarlo en Geocaching.com y en otros sitios web. De esta manera, se acota en gran medida el campo de búsqueda y el juego gana atractivo, aunque se mantiene la dificultad. Una vez que se llega a las coordenadas, puede estar en cualquier parte: debajo de un banco, sobre un árbol o en el recoveco de una estatua.

¿Qué se hace cuando se encuentra?

Cada participante puede buscar los “caches” que estén más cerca de su domicilio o entretenerse si alguno está colocado cerca de su lugar de vacaciones. Una vez que se encuentra, se anota en la citada libreta y se publica en Internet el descubrimiento.

Ahora bien, casi siempre se vuelve a esconder en el mismo sitio para
que otros participantes puedan hallarlo. Gran parte de los jugadores
utilizan el formato de archivo GPX, basado en XML, para consultar los
datos de la ubicación. Esto permite formar listas de “caches”
para que los buscadores puedan agruparlos y rastrear varios en una
misma zona.

Más de 850.000 “caches” distribuidos por todo el mundo esperan a que un jugador los encuentre

Numerosos sitios se dedican a este
entretenimiento. En Estados Unidos, además de la gran referencia de
Geocaching.com, que centraliza el juego en todo el mundo, se pueden
encontrar otros importantes como Navicache.com
o Terracaching.com.
Los tres sitios explican cómo se juega y ofrecen listas de lugares
donde se han escondido los “caches” en la multitud de
países que ya los albergan. En España también hay sitios con
similares características, como Geobuscadores.com,
promovido por Geobuscadores Españoles Asociados, o Geocaching
Hispano
.

Otros sitios se dedican a contabilizar quiénes son las personas o grupos que más “caches” han encontrado, como Cacherstats.com.
En España el líder,
en el momento de redactar este artículo, era el Catalunya Team con
3.493 encontrados y 10 escondidos por ellos mismos.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones