Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Hipotecas por Internet

La contratación de préstamos hipotecarios vía Internet, aparte de su comodidad y rapidez, posee condiciones económicas similares e incluso a veces mejores que los préstamos que otorgan las oficinas bancarias.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 29 noviembre de 2004
Hoy en día todas las entidades bancarias ofrecen la mayoría de sus productos por Internet, entre ellos las hipotecas. Pero existen ofertas que se presentan exclusivamente a través de la Red, dirigidas a aquellas personas más acostumbradas a navegar y a realizar sus gestiones sin salir de casa.

La manera de contratar este tipo de productos desde la terminal del ordenador consta de los siguientes pasos:

- Solicitud de préstamo: Al igual que en una oficina, los interesados en contratar el préstamo anotarán en el formulario de solicitud de la entidad sus datos personales y los de la vivienda que van a hipotecar, la cuantía y el plazo del préstamo que soliciten, así como los datos de sus ingresos y patrimonio.

Una vez introducidos los datos, el sistema informático analizará si cumplen o no los requisitos y en dos días los interesados recibirán la respuesta mediante un mensaje de correo electrónico emitido por la entidad financiera, o bien ésta mandará a un comercial.

Bien es cierto que en Internet no existe la flexibilidad que puede haber en una sucursal en donde, si el solicitante no cumple un determinado requisito, es posible que se le conceda el préstamo si otros requisitos los supera con holgura. También hay entidades que sólo facilitan el crédito por la Red a condición que el solicitante sea cliente de esa firma y otras en las que se solicita el crédito por teléfono y previa recepción de diversos formularios que se reenviarán vía fax o mensajero de la propia entidad, sin coste para el cliente.

- Comprobación: Si la documentación es correcta, la sucursal comprobará la documentación rellenada por el solicitante. Los pasos son similares a los préstamos contratados en oficinas. Pedirán una provisión de fondos para hacer frente a la tasación del inmueble y los gastos que origine. Después de ésta, procede el envío de la oferta vinculante y la obligación de apertura de cuenta.

-Firma de escrituras del préstamo: Normalmente el notario será designado por la entidad de crédito en el ámbito de residencia del cliente.

En definitiva contratar este tipo de préstamos resulta más cómodo sobre todo para personas residentes en zonas despobladas y con poca oferta bancaria. Los costes y el tiempo de tramitación son similares a los realizados en la sucursal.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones