Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Soft SIM: tarjetas para hacer llamadas desde el operador más barato

Apple quiere liberar a los usuarios del contrato único con un mismo operador tanto para hacer llamadas como para conectarse a Internet

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 5 noviembre de 2014

La reciente presentación de los nuevos modelos de tabletas iPad destacaron en los medios por las novedades que aportan respecto a modelos anteriores, en especial en el caso del iPad Air 2. Más potentes y con mejor pantalla, estos dispositivos pueden utilizarse junto con un teclado para hacer las funciones de un ordenador portátil. Sin embargo, poca gente deparó en el momento del evento en un detalle innovador que incluyen los nuevos iPad en la versión con conectividad 3G: las tarjetas soft SIM. Están integradas en el hardware de la tableta y permiten detectar las redes de los distintos operadores y conectar con la que resulte más barata. ¿Las extenderá Apple a sus futuros iPhone?

Imagen: Simon Yeo

La idea de comprar tarjetas inteligentes, tan ventajosa para los usuarios, era posible, pero presentaba varios problemas

Aunque Apple se plantea su uso hace tiempo, las soft SIM no son en realidad una creación de esta empresa. Desde hace algunos años hay varios proyectos en marcha para dotar a los teléfonos de tarjetas inteligentes, también llamadas smart SIM, que se puedan comprar en una tienda sin necesidad de tener contrato con ningún operador y, además, ofrezcan la posibilidad de contratar llamadas con todos ellos en lugar de un servicio exclusivo con uno solo.

Bonito sí, pero no tan sencillo

Esto significaría que, al introducir la smart SIM en el teléfono, esta podría detectar las diferentes redes de los distintos operadores, analizar el precio de la llamada para ese preciso momento y contratar la oferta más barata. De este modo se liberaría de un plumazo a los clientes de las tradicionales esclavitudes de la telefonía móvil. Pero esta idea tan ventajosa para con los usuarios, pese a ser posible, presentaba varios problemas.

¿Qué entidad tiene el suficiente músculo financiero para sostener los pagos de millones de usuarios?

El primero es que la smart SIM debía tener un procesador o, al menos, acceso al procesador del smartphone para analizar en tiempo real la procedencia de la red móvil detectada e ir a Internet a buscar las tablas de precios para cada momento. Este hecho implicaba una tarjeta compleja que, o bien tenía que ser demasiado grande para las ranuras de los teléfonos convencionales, o bien disparaba su precio, dada su sofisticación. Además, requería como mínimo de un smartphone de gama media o alta para poder ser utilizada.

De este modo, entre el precio de la tarjeta, el de la gama elevada del teléfono, o incluso el de un teléfono especial adaptado al tamaño de la tarjeta, sumaban tanto o más que el ahorro que se pudiera conseguir con la selección de operador y tarifa en tiempo real. Por otro lado, estaba el problema de cómo se efectuaba el pago por llamada o conexión a la red de datos si no existía un contrato previo con un operador.

Apple ha aceptado el reto y lo ha bautizado como soft SIM

O se tenía contrato con todos los operadores posibles -algo complicado administrativamente, además de inseguro, ya que nuestra cuenta corriente está a la vez en demasiados sitios- o mejor se creaba una plataforma intermediaria que tuviera nuestro número de cuenta y tratara posteriormente con los operadores. Esta segunda fórmula parecía la idónea, al igual que la mejor solución de hardware resultaba crear un teléfono específico que aceptara el tamaño y las demandas de procesado de las smart SIM.

Apple asume el reto

Ahora bien: ¿qué entidad tenía el suficiente músculo financiero para sostener los pagos de millones de usuarios? ¿Qué fabricante podía permitirse el lujo de crear desde cero un teléfono que aceptara una tarjeta tan especial o, mejor, que la integrara en su procesador? En la respuesta cabían pocas compañías, entre ellas Apple, que ha sido quien finalmente ha aceptado el reto, aunque lo ha bautizado como soft SIM.

La soft SIM detecta las ondas que llegan al móvil y determina a qué operador pertenecen y qué tarifas ofrece

El significado en castellano es 'tarjeta blanda' o tarjeta de software. Esto quiere decir que ya no es una tarjeta física sino de un programa informático que va integrado, de momento, en los nuevos iPad con conectividad 3G. Este programa es el encargado de detectar las ondas que llegan al móvil y determinar a qué operador pertenecen y qué tarifas ofrece en tiempo real, así como muy probablemente su intensidad de señal o nivel de cobertura. El usuario verá en su pantalla los precios y los espectros electromagnéticos y elegirá el operador que mejor le parezca.

No mediará contrato alguno en esta operación. Será Apple quien se comunique con la empresa de telecomunicaciones y le pague por nuestra llamada o conexión. Más tarde Apple nos cobrará a nosotros el coste de dicha llamada, y lo hará del mismo modo que nos cobra por la compra de una aplicación, un videojuego, una canción o una película. Toda una revolución. ¿Alcanzará también a los smartphones?

Por el momento es muy pronto para saber si Apple extenderá las soft SIM a sus futuros iPhone o bien en una próxima actualización de su sistema operativo iOS 8. Antes debe estudiar los resultados en los nuevos iPad y también llegar a acuerdos con los diferentes operadores para que acepten el sistema, algo que seguro que no harán de buena gana. El principal objetivo es hasta la fecha Estados Unidos y algunos países europeos como Alemania, Francia o Reino Unido, pero no de momento España.

SoftSIM, idónea para rematar el roaming

Imagen: Matthew Hurst

El roaming o itinerancia de redes es una de las principales trabas a la libre circulación de conexiones móviles en el extranjero, ya que graba mucho el enganche a la red de un operador que no es de nuestro país. Con la soft SIM, en cambio, este problema se vería solucionado gracias a la conexión siempre a operadores locales desde una SIM libre de exclusividades. Gracias a ellos se podría navegar por Internet en el extranjero sin sobrecargos y disfrutar a la vez de las numerosas aplicaciones para el turismo.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto