La ONU quiere garantizar que la mitad de los habitantes del mundo tengan banda ancha para el año 2015

Plantea a los líderes mundiales que el acceso a redes de alta velocidad sea un derecho civil básico
Por mediatrader 24 de septiembre de 2010

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) quiere garantizar que más de la mitad de los habitantes del mundo tengan acceso a redes de banda ancha para el año 2015 y que el acceso a redes de alta velocidad sea «un derecho civil básico». El secretario general de la ITU (International Telecommunication Union), la agencia de la ONU encargada de los asuntos de tecnologías de la información y la comunicación, Hamadoun I. Touré, retó a los líderes mundiales a asegurar ese objetivo. El llamamiento se realizó en la segunda reunión de la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Digital, que presentó su informe final ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

«La banda ancha es el próximo punto de inflexión, la próxima tecnología verdaderamente transformadora», afirmó Touré. En su opinión, puede generar empleos, impulsar el crecimiento y la productividad, a la vez que refuerza la competitividad económica a largo plazo. «También es la herramienta más poderosa que tenemos a nuestra disposición en nuestra carrera para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que están ya a tan sólo cinco años de distancia», agregó.

La comisión aboga en su informe final por «la implantación de banda ancha para todos». El texto establece un marco detallado para el despliegue de la banda ancha y recoge 10 puntos de acción encaminados a movilizar a todos los interesados y convencer a los gobiernos para dar prioridad al despliegue de redes de banda ancha entre sus ciudadanos. Las investigaciones recientes sugieren una fuerte relación entre la penetración de banda ancha y el crecimiento económico. «En el siglo XXI las redes de banda ancha asequibles será tan críticas para la prosperidad social y económica como el transporte, el agua y la energía. La banda ancha servirá como fuente de innovación. Representa la maduración de la revolución digital, los frutos de lo que aún no se ha inventado o imaginado», señala el texto.

Este informe se presentó ante el secretario general de la ONU durante una reunión paralela celebrada de manera conjunta con la cumbre de esta organización. Al recibir el informe, Ban tomó nota de la potencia de la tecnología al inyectar un nuevo impulso en el paradigma del desarrollo. «Las tecnologías de la información y la comunicación juegan un papel cada vez más importante como motor del desarrollo social y económico, hay que unir esfuerzos para garantizar que esas tecnologías estén a la altura de su extraordinario potencial», dijo Ban.

«El informe de la comisión es una importante contribución a nuestros esfuerzos para asegurar que los beneficios de la tecnología de la información y la comunicación puedan impulsar los objetivos de Naciones Unidas de paz, seguridad y desarrollo para todos», destacó el secretario general. El informe subraya la necesidad de que los líderes se centren en la construcción de una «dinámica virtuosa de desarrollo de banda ancha», apuntó Ban, que señaló que la banda ancha tiene el poder para «conectar los silos de la salud, la educación, la energía, el transporte, el medio ambiente y otros sectores clave».