Cómo financiar el viaje de fin de carrera

Las ofertas de financiación de las agencias de viajes y los créditos rápidos son las opciones más utilizadas
Por Anna Elisa Savelli 27 de marzo de 2008
Img viajefincarrera
Imagen: Lau

La financiación de las agencias de viajes

Desde que empieza el año académico muchos alumnos universitarios de último curso tienen la mente puesta en el viaje que realizarán como broche final de la licenciatura o diplomatura. El coste de la excursión es un gasto más que sumar a los ya de por sí abultados precios de matrícula, material de estudio, o alojamiento. Por ello, los estudiantes suelen aguzar el ingenio y vender camisetas, calendarios o participar en loterías. Sin embargo, hay otras posibilidades a las que los jóvenes recurren cada vez con mayor frecuencia para costearse este gasto, desde la financiación ofrecida por las propias agencias de viajes a los siempre desaconsejables créditos instantáneos.

El precio del viaje por persona puede oscilar entre 150 y 900 euros en función del destino, la fecha del viaje, y el número de pasajes

La peregrinación comienza en octubre y dura hasta marzo, aproximadamente. Cada inicio de curso, los grupos de estudiantes se acercan a las agencias para solicitar presupuestos y organizar así el anhelado viaje de fin de carrera. Pero los precios suelen ser bastante caros para ellos porque son pocos los que combinan estudios y trabajo, y al paquete de alojamiento y vuelo hay que añadir el coste de las tasas, el incremento de carburante, y los gastos que se realicen en el lugar de destino. Laura Baeza Serrano, responsable del departamento de reservas de una agencia de viajes, asegura que el coste medio oscila entre 150 y 900 euros aproximadamente.

Las agencias suelen pedir una señal o un depósito inicial sobre el precio final. Algunas solicitan un depósito y, dependiendo del monto total, se pueden utilizar tarjetas específicas de estas empresas que ofrecen financiación y el pago por cuotas. Por ejemplo, se ofrece la posibilidad al cliente de que divida el pago en tres meses sin intereses, aunque la comisión suele ser de 2,5 euros en caso de aplazamiento del viaje.

Los destinos más solicitados por los estudiantes son la Riviera maya, República Dominicana, Egipto y Túnez

En otros casos se ofrecen dos tipos de créditos: El “Crédito al momento”, que permite pagar el viaje en 10 meses sin intereses, o la utilización de otra tarjeta específica que ofrece una financiación de hasta 6 meses sin intereses (aunque en caso de aumentar el plazo, se aplica un interés que no suele ser muy alto). Este medio de financiación se utiliza, especialmente, cuando se escogen los destinos más caros, como un viaje a Punta Cana, por ejemplo, que suele rondar los 800 euros por persona. Precisamente, según señalan las agencias especializadas, el Caribe es una de las zonas preferidas por los estudiantes (República Dominicana, la Riviera maya…), seguida por enclaves del norte de África como Egipto y Túnez, aunque el lugar escogido finalmente depende de la época en que se viaje y del presupuesto total.

Además de tener en consideración las ofertas de financiación de las propias agencias de viajes, los universitarios deben valorar una serie de cuestiones que pueden hacer que el viaje les resulte, finalmente, más económico:

  • En el Caribe, la temporada alta es el invierno debido a que los norteamericanos y canadienses (que son su principal mercado) viajan en esta época huyendo del frío. El mes más caro es marzo, ya que coincide con las vacaciones de primavera en Estados Unidos y Canadá, las “Spring break”. Por lo tanto, aplazar el viaje hasta mayo o junio podría resultar conveniente, aunque las agencias y los mayoristas se rigen por el número de vacantes que tienen y responden a la oferta y demanda de un momento concreto.

  • Es fundamental solicitar presupuestos con tiempo, ya que esto abarata el coste. Normalmente, se suelen pedir con un mínimo de tres meses de antelación.

  • Si los destinos más caros no están al alcance del bolsillo, no está de más considerar viajar a lugares de menor coste: capitales europeas como Roma, París y Praga o, a nivel nacional, las islas Baleares y Canarias.

Créditos rápidos

Los universitarios, cada vez de manera más habitual, recurren también a los créditos rápidos que ofrecen las entidades bancarias como medio para sufragar su viaje de estudios, una opción nada recomendable por sus altos intereses. Sin embargo, en las excursiones de fin de carrera, a las que se han sumado también los viajes del “Paso del ecuador” (celebrados en la mitad o “ecuador” de los estudios universitarios), conviene estudiar las ofertas que ofrecen varias cajas. Son créditos que dependen de la trayectoria que se tenga con la entidad -en estos casos la que puedan justificar los padres del alumno- y de la cantidad solicitada. En muchos casos, es necesario tener domiciliada una nómina -basta con la de los padres-. El tipo de interés nominal medio es del 8%, aunque esta cifra depende de cada entidad.

Cajalón (Caja Rural de Aragón) ofrece el “Crédito Express” con un importe máximo de 6.000 euros, que se concede en 24 horas tanto a clientes como a no clientes (aunque en este caso, una vez autorizado el crédito, hay que abrir una cuenta corriente o una libreta de ahorro). El “Préstamo Directo” de Unicaja es otra opción, ya que es un producto con contratación ágil y cómoda, porque no exige aportar una documentación muy amplia. Este crédito permite disponer de hasta 6.000 euros con un plazo de amortización de hasta 5 años, y a un tipo de interés fijo.

Diseñado específicamente para financiar las vacaciones, el “Crédito Vacaciones” de Caja Segovia es un préstamo personal inmediato con amplias facilidades de pago y una rápida tramitación. Además, algunas entidades ofrecen créditos adaptados a pequeños importes. Así, el “Préstamo Estrella Exprés” de La Caixa, por ejemplo, permite elegir un plazo de entre 3, 6 ó 10 meses. Sus cuotas se mantienen iguales durante toda la vida del préstamo, y cuenta con una comisión de apertura de 2,10% (mínimo 15,03 euros).