Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

¿Cuánto cuesta dar la vuelta al mundo?

Dormir en alojamientos compartidos, comer barato, utilizar muy poco el avión y huir de los países más caros hace posible que podamos rodear el globo por 20 o 30 euros al día

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 11 diciembre de 2018

Conocer Brasil, México, Nueva York, Londres, Roma, Moscú, Pekín… ¡y en un solo viaje! Es el sueño de miles de viajeros, pero solo está al alcance de unos pocos. ¿O no? Dar la vuelta al mundo es más económico de lo que podemos pensar e incluso quienes han vivido esta experiencia afirman que pasar un año viajando sale más barato que quedarse en casa. ¿Cómo hacerlo sin perder la cabeza? Utilizar transporte terrestre en lo posible, alojarse en hostels, huir de los países más caros… En este reportaje, gracias a la experiencia de seis viajeros, demostramos que se puede hacer invirtiendo entre 20 y 30 euros diarios.

Dar la vuelta al mundo por 20 o 30 euros al día

¿Es posible seguir los pasos de Phileas Fogg en 'La vuelta al mundo en 80 días'? Sí, y hay diversas aerolíneas que ofrecen rutas cerradas con precios fijos. "Londres - Pekín - Osaka - Honolulú - Guatemala - Lima - Londres" ronda los 2.000 euros, y un viaje que pase por todos los continentes, con unas 16 paradas, puede acercarse a los 4.000 euros. Pero estos viajes no son aptos para todos los bolsillos.

Entonces, ¿se puede dar la vuelta al mundo sin ser rico? "Rotundamente, sí... ¡Por supuesto que sí! ¡Sin duda!" son las entusiastas exclamaciones de quienes han realizado este viaje: trotamundos como Marcos y Yolanda, autores del blog La Gaveta Voladora; Iván y Erika, de Viviendo por el mundo; y Adrián y Gosia, de Mola Viajar. Todos ellos lo hicieron "sin un saco de dinero a las espaldas", explica Marcos, pero ahorrando durante varios años (cenar en casa, no salir de copas, reducir los gastos fijos al máximo) con el objetivo de pasar largo tiempo viajando. Si se viaja estilo low cost, "gastas mucho menos dinero que si estás en tu propia ciudad", añade Erika.

Y ¿cuánto nos puede costar? En el caso de Iván y Erika, pasar 27 meses alrededor del mundo sin volver a casa para nada les supuso un total de 16.000 euros por persona, "una media de 600 euros al mes". Marcos y Yolanda gastaron en un año 11.500 euros cada uno, con "un presupuesto de 30 euros por persona y día". Y Adrián y Gosia viajaron ocho meses "por 6.400 euros cada uno". Pero, más o menos cómodos, se puede con cualquier presupuesto. "Hay quien gasta 75 euros diarios y otros sobreviven con solo 5 euros al día", indica Marcos.

La vuelta al mundo en 80 días... o alguno más

Rodear el planeta lleva su tiempo. ¿Cuánto? Dependerá del tiempo que se tenga y del presupuesto. Para Adrián, "lo ideal es hacerlo en un año, pero depende del tiempo que tenga cada uno; al final lo importante es irse de aventura por el mundo". También se tarda más o menos según "el ritmo al que viajes", explica Iván. Erika y él tardaron 27 meses, pues "somos más de vivir por el mundo que de viajar", y se establecieron por un tiempo en cada lugar visitado para conocer cómo vive la gente allí y empaparse de su cultura. Pero también el propio viaje va marcando los tiempos. Así, Marcos y Yolanda antes de salir tenían muchos planes, pero "el viaje se encarga de cambiártelos: pasamos 50 días en México cuando habíamos planeado estar solo siete...", confiesan.

Para viajar por el mundo a modo low cost hay que mirarlo todo con lupa

¿Es fácil organizarlo? Para viajar por el mundo a modo low cost hay que mirarlo todo con lupa y escoger muy bien dónde comer y dormir, cómo llegar a un destino... Es posible alojarse en hostels, donde se comparte habitación, baño y cocina. También ayuda a abaratar el viaje moverse siempre que se pueda por tierra, ya sea en autobús, tren o autoestop.

Un buen truco: escoger destinos asequibles

¿Cómo deberíamos seleccionar los destinos? Dar la vuelta al mundo no es visitar todos los países, por lo que resulta útil excluir los más caros como Japón, Australia y Nueva Zelanda. Adrián recomienda, si se tiene poco dinero, "pasar más tiempo en países poco caros, como pueden ser los del sudeste asiático, donde comes por un euro en la calle o duermes por 5-8 euros noche". Una buena idea es comenzar por el destino cuyo billete sea más barato, y dejarse llevar a partir de allí por la intuición y las recomendaciones de otros viajeros.

También es posible financiarse durante el viaje. La conexión wifi es accesible en casi todo el mundo, lo cual permite dedicar al empleo algunas horas al día estés donde estés. "Trabajar en otros países de forma legal es muy difícil", señala Erika, aunque se pueden hacer pequeños trabajos a cambio de alojamiento y comida, como ella misma hizo en Argentina, México, Hawái y Tailandia. Gosia y Adrián en Nueva Zelanda recolocaban caravanas y así se movían gratis. "Hay mil recursos para viajar barato... ¡hasta cuidar mascotas de gente local!", reconocen.

Viajar ligero de equipaje

Ropa para el frío, el calor, la lluvia, zapatos adecuados... ¿Qué incluir en el equipaje para un viaje de tal envergadura? El consejo de los viajeros es llevar como mucho la mitad de las cosas que se meten en una primera maleta. En realidad, no se necesita tanto para viajar "y en todo el mundo hay de todo, así que si necesitas algo, ya lo comprarás donde estés", dice Erika. Conviene llevar poco peso, lo justo:

  • Tres o cuatro camisetas
  • Dos pantalones
  • Ropa interior
  • Dos calzados
  • Prenda para el frío, según donde se viaje
  • Neceser
  • Toalla
  • Algo de medicamentos (lo justo)
  • Una funda impermeable para la mochila.

Dar la vuelta al mundo, una lección de vida

Dar la vuelta al mundo parece un lujo al alcance de quienes no tienen demasiadas obligaciones familiares, pero, según los viajeros, todos los perfiles tienen cabida. «Desde viajar en pareja, en solitario o en familia… nada es excluyente, si lo que te gusta es viajar», comenta Marcos. Adrián y Gosia, de hecho, viajaron con su hija de año y medio, y Erika explica que «todo lo que puede aprender un niño viviendo por el mundo no se puede comparar a lo que va a aprender en el cole».

Y es que viajar es una lección: se aprende a respetar y comprender otras culturas y a resolver problemas y situaciones con las que antes uno nunca se había encontrado; valoras lo que tienes; te haces más humilde y aprendes de ti mismo… Un viaje de este tipo alimenta el alma y la mente.

Etiquetas:

extranjero viajar Viajes

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto