Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Pasajeros especiales en los viajes de avión

Algunos casos particulares merecen atención y servicios específicos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 22 septiembre de 2006
Cierto tipo de pasajeros precisan algunas atenciones en el transcurso y duración de un vuelo. Por ejemplo, en el caso de las mujeres embarazadas las compañías aéreas establecen como recomendación general que las gestantes no deben viajar en avión una vez que la etapa de gestación sea superior a las 36 semanas. De todas formas, antes de embarcarse e comenzar el vuelo, la pasajera en estado que opte por volar tendrá como requisito obligatorio e imprescindible la firma de un descargo de responsabilidad de la compañía en cuestión ante eventuales problemas o dificultades que se presenten debido a su propio embarazo.

Enfermos

En cuanto a los enfermos, el viaje en avión estará supeditado al tipo de enfermedad que presente el pasajero. Existe un alto porcentaje de personas enfermas que pueden viajar en transporte aéreo sin ningún tipo de dificultad. Sin embargo, hay situaciones concretas en las que conviene el asesoramiento del médico de cabecera, tales como operaciones recientes, infartos, anginas de pecho, insuficiencia respiratoria, congestiones nasales, entre otros problemas de salud.

De todos modos, el primer paso radica en dejar constancia del caso a la propia compañía aérea a la hora de adquirir el billete. En ocasiones, el propio servicio médico de la compañía es el encargado de señalar si el pasajero enfermo es apto o no para el correspondiente vuelo. Además, también pueden llegar a establecer las condiciones en las que debe viajar dicho pasajero; bien trasladado en camilla o bien acomodado en diversas butacas.

Por otra parte, hay que tener presente que en estos casos, de pasajeros enfermos, las tarifas de vuelo son distintas al resto de las personas que viajan en el mismo avión.

¿Pueden viajar los niños sin acompañante?

La norma general establece que los niños pueden viajar solos en avión desde los cinco años de edad, pero siempre que el tutor del menor de su conformidad, mediante su propia firma, con un descargo de responsabilidad, aparte de garantizar que en el punto de destino una persona adulta, previa identificación, se encargará de la custodia del pequeño viajero.

Con un pago anticipado por el servicio, hasta los 12 años, un miembro de la tripulación de cabina será el encargado de estar al cuidado del menor en el transcurso del viaje en el avión.

Otro aspecto que destaca es que la mayor parte de las compañías cuentan con servicios gratuitos de atención para los más pequeños, tales como libros, juegos, etc. Además, también existen menús infantiles que se deben pedir con antelación al iniciarse el propio vuelo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones