Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Asar fruta en la barbacoa

Para hacer fruta a la parrilla hay que tener en cuenta aspectos como la textura, el tamaño o su grado de madurez

Imagen: MSPhotographic

En verano abundan las frutas y se pueden preparar de muchas maneras distintas. También en la barbacoa, donde es posible conseguir unas texturas muy interesantes y realzar su sabor. Además, asar frutas y verduras contribuirá a mejorar el perfil nutricional de las clásicas barbacoas, donde no es habitual que los vegetales tengan mucha presencia. En este artículo se explica qué hay que tener en cuenta para hacer fruta en la parrilla.

Las frutas en verano son muy apetecibles. Su aporte de jugos alivia las consecuencias de las altas temperaturas. Además, aunque en su mayoría se comen crudas, la barbacoa ofrece otras posibilidades para cocinarlas. Con la llegada del buen tiempo, y las comidas al aire libre, se pueden probar formas más divertidas de consumir este saludable y nutritivo alimento. Las frutas se comen de un modo diferente y los más pequeños, gracias a la original presentación, encuentran más atractiva su ingesta.

En brocheta o en rodajas

Las frutas se pueden ensartar en brochetas, con trozos alternos de textura parecida para que se cocinen a la vez, o cortar en rodajas grandes. Para ello es frecuente utilizar la piña, los melocotones, el mango o las peras, mientras que el plátano se pela y se asa entero.

Otra opción es trocear la fruta en cubos pequeños de 3x3 centímetros. En este caso, hay que tener en cuenta la dureza de la pieza porque, si se mezclan frutas de diferente textura, es posible que algunas queden más duras.

Pincelar con aceite de oliva

Una vez que la fruta esté limpia y cortada, en brochetas o en rodajas, se pincela con aceite de oliva, junto con la rejilla de la barbacoa. También se puede glasear ligeramente antes de asar, con zumo de lima o de limón, un poco de miel o azúcar moreno. Es preferible evitar las especias porque se chamuscan y aportan un sabor poco apetitoso.

Si se quieren asar piezas de fruta enteras, peladas pero con hueso (melocotones, nectarinas o ciruelas) se envuelven en papel de aluminio como un papillote y se asan sobre la rejilla de la barbacoa durante 10 minutos, un poco aceitadas y con una pizca de azúcar o miel para que queden caramelizadas. No obstante, las frutas de verano suelen tener bastante fructosa, por lo que se caramelizan con sus propios jugos.

Un toque original

Para dar un toque diferente y atractivo a la fruta asada, ésta se puede cuadricular en la parrilla. Dos minutos después de empezar a asarse, la fruta se gira un cuarto, de manera que los barrotes de la parrilla "cuadriculen" esa cara. Tres minutos son suficientes para asar cada lado de la fruta.

Etiquetas:

barbacoa, cocinar, fruta


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en