Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Tipos de contenidos: Bricolaje

Despilfarro de escuela de alimentaci�n
Λ

Cómo tapar las grietas de una pared

El tipo de relleno depende de la profundidad de las grietas, y de la superficie sobre la que se han producido

Imagen: ontanu mihai

El paso del tiempo, una mala edificación o los movimientos ocasionados por vibraciones, dilataciones y contracciones alrededor de puertas y ventanas pueden ocasionar la aparición de grietas en paredes y techos. Además de poco estéticas, estas fisuras pueden dificultar la tarea de pintar o empapelar una pared, por lo que es necesario repararlas. Para ello se debe tener en cuenta la profundidad de las mismas, y la superficie sobre la que se han producido. De estos factores, depende tanto el material que se vaya a utilizar como relleno, como el proceso a seguir para solucionar el problema.

El proceso paso a paso

Antes de comenzar con el trabajo se debe comprobar la profundidad de la grieta. Si ésta es muy grande, o reaparece de forma periódica se debe consultar con un profesional, ya que puede ser consecuencia de un fallo estructural.

Si la labor no presenta complicaciones, el primer paso para hacer desaparecer la grieta es sanear la zona. Para ello se deben remover todas las partes flojas que estén alrededor de la hendidura, para evitar que se desprendan cuando se haya rellenado ésta. Después hay que agrandar y moldear la grieta en forma de 'v' con la ayuda de una espátula o un rascador triangular. De este modo, el recubrimiento penetrará mejor en la fisura.

La tarea de rellenado se debe hacer poco a poco para que no queden cámaras de aire

Tras eliminar todo el polvo que haya podido quedar adherido en la pared, se introduce con la misma espátula una masilla tapagrietas universal. Esta pasta también se puede fabricar de forma casera con cemento blanco y agua. Para ello, se espolvorea el cemento en la cantidad de agua indicada por el fabricante, y se remueve hasta conseguir una mezcla uniforme y sin grumos. Una tercera opción, más cara, pero más fácil de aplicar, son las bandas tapagrietas. Para colocarlas sólo hay que tomar la medida de la fisura y trasladarla a la banda. Si ésta es autoadhesiva, basta con retirar la protección del pegamento y colocarla sobre la hendidura. En caso contrario, es necesario preparar un poco de yeso para pegarla.

El material de relleno elegido se debe extender en varias pasadas perpendiculares a la grieta. También es aconsejable alternar el sentido de aplicación. Además, la tarea de rellenado se debe hacer poco a poco para que no queden cámaras de aire. Al mismo tiempo hay que presionar la masa para que coja cuerpo y quede compacta. Para evitar irregularidades en la superficie se debe retirar el exceso de producto. Para esta labor también se puede utilizar la espátula.

En función de la cantidad que se haya utilizado, se deja secar entre una y doce horas. Si la grieta es profunda, y la primera capa ya se ha secado, es el momento de aplicar la segunda.

Una vez seca, se alisa la superficie con un papel de lija fino para eliminar las pequeñas imperfecciones y que así no se note la restauración. Una vez reparada la grieta, ya se puede pintar o empapelar.

Una solución para cada tipo de grieta y pared

Si la grieta es pequeña, la mejor opción es aplicar una masilla tapagrietas universal sobre la misma. Para acortar el tiempo de reparación se puede emplear una pasta de secado rápido. En cambio, si la grieta tiene más de diez centímetros de profundidad es necesaria una pasta especial para rellenar y cubrir dicha imperfección. Otra opción válida para este tipo de desperfecto son las bandas tapagrietas.

Si la grieta tiene más de diez centímetros de profundidad es necesaria una pasta especial

Estas dos opciones (masilla y bandas) son las más apropiadas para paredes de yeso o escayola, ya que la mayoría de estas mezclas son blancas.

Sin embargo, en paredes de cemento y ladrillo, si la grieta es grande, el agujero se debe rellenar con los materiales originales, mientras que si es pequeña basta con aplicar un reparador de resina.

Por lo que respecta a las superficies de madera, en la mayoría de los casos basta con aplicar una masilla del mismo tono que el original. Si el desperfecto es de mayor envergadura, se puede tapar la grieta con un trozo del mismo material, aunque en algunos casos la mejor solución es reponer la pieza entera.

Etiquetas:

albañilería, grieta, pared




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto