Preparar la pared para alicatar

La superficie debe ser sólida y sin irregularidades para que los azulejos se adhieran con garantías y no se produzcan desperfectos después
Por EROSKI Consumer 14 de noviembre de 2022
Preparar paredes para alicatar
Imagen: Ksenia Chernaya
Antes de alicatar una pared, hay que asegurarse de que √©sta re√ļne varias condiciones. El alicatado es un tipo de revestimiento pesado y, por ello, el tabique sobre el que se vaya a disponer debe ser consistente para soportar la carga, adem√°s de estar nivelado y sin irregularidades. De lo contrario, es probable que los azulejos no se agarren. En este art√≠culo te mostramos c√≥mo debes preparar una pared pintada antes de alicatarla, o volver a poner azulejos sobre un alicatado viejo.

¬ŅHay que picar la pared para alicatar?

Antes de poner los azulejos hay que preparar la pared. No siempre es preciso picar la pared, aunque depende del estado en que esté.

Si hay varias capas de yeso o cemento cola, es decir varias reformas, sí sería necesario picar hasta encontrar el tabique cerámico o ladrillo. Después, basta con enlucir y uniformizar, y colocar las baldosas.

Alicatar sobre una superficie pintada

¬ŅSe puede poner un azulejo en una pared pintada? S√≠, pero los trabajos que se deben hacer dependen de las condiciones en que se encuentren la pared y su revestimiento:

✅   Pintura en mal estado

Cuando la pintura de la superficie que se quiere alicatar tiene desconchones, es preciso decapar y revocar.

De este modo, se logra un plano correcto para colocar el nuevo alicatado. El mismo adhesivo que se utilizará después para alicatar sirve para realizar el revoque.

Su uso es sencillo:

  • Se extiende por toda la superficie con una esp√°tula
  • Se deja secar durante, al menos, tres horas
  • Se colocan los azulejos

✅   Pintura en buenas condiciones

Si la pintura est√° en buenas condiciones, no es preciso retirarla con decapante.

  • Cuando el acabado es brillante, es aconsejable lijarla para que la superficie quede rugosa y los azulejos agarren de forma √≥ptima.
  • Si es mate, conviene limpiarla en profundidad para eliminar cualquier resto de grasa o suciedad que dificulte la adherencia de las piezas.

‚úÖ ¬ŅSe puede alicatar sobre pintura pl√°stica?

Para garantizar la adherencia de los morteros adhesivos hay que tener un soporte rugoso y poroso, y la pintura pl√°stica no lo es. Si la pared tiene una pintura pl√°stica, no se puede garantizar el agarre de los azulejos.

¬ŅQu√© hacer entonces? Lo m√°s aconsejable es ¬†lijar la pintura o picarla para que despu√©s pueda agarrar bien el mortero.

¬ŅAlicatar sobre alicatado?

Es posible colocar los nuevos azulejos sobre una pared ya alicatada y deteriorada. No obstante, hay que asegurarse de que es robusta. De lo contrario, se corre el riesgo de que no soporte el peso del nuevo alicatado.

  • Se debe examinar la superficie para localizar los azulejos flojos.
  • Despu√©s, debes retirarlos, con cuidado, sin da√Īar otras que est√©n alrededor.
  • ¬ŅC√≥mo pegar azulejos? No es preciso repicar toda la superficie. Basta con deslustrar los azulejos con un disco para lijar o aplicar sobre ellos una imprimaci√≥n de adherencia para reforzar el agarre de las nuevas piezas.

A continuaci√≥n puedes ver un v√≠deo ilustrativo sobre c√≥mo preparar la pared para despu√©s alicatarūüĎá

Colas para alicatar

En el mercado hay distintos tipos de cola de alicatado. Para elegir la más adecuada, es preciso considerar la naturaleza del soporte -si es hormigón, yeso o madera-, las condiciones del lugar -interior o exterior- y las propias características del azulejo.

Destacan los siguientes:

Mortero: debe mezclarse con agua, y está compuesto por cemento, arena y celulosa. Es un adhesivo adecuado para utilizar sobre yeso, madera y hormigón.

Cemento cola: combina arena, cemento blanco, caseína y aglomerantes. Es preferible usarlo sólo en paredes de yeso. Debe mezclarse con agua.

Los adhesivos que contienen resinas son otra opción muy popular. Su ventaja principal es que no necesitan mezclarse con agua ya que están listos para usar. Son adecuados para interior y en soportes que no resisten el contacto continuo con el agua, como la madera, el yeso o los aglomerados.