Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Tipos de contenidos: Bricolaje

Despilfarro de escuela de alimentacin
Λ

Limpiar y abrillantar objetos de cobre en la cocina

Productos naturales, como zumo de limón, vinagre y sal, permiten mantener limpio y brillante el cobre, un elemento muy valorado en la cocina

Imagen: dlisbona

Las ollas y utensilios de cobre son muy valorados por los especialistas en la cocina, debido -entre otras cosas- a que este material es un excelente conductor del calor, y eso permite que la cocción de los alimentos sea mucho más uniforme. Este artículo describe la importancia de los artículos de cobre en la cocina y da consejos para la limpieza y el abrillantado de este material.

El cobre en la cocina

Los objetos y utensilios de cobre están presentes en muchos hogares, en particular en las cocinas. Aunque en los últimos años este material ha perdido protagonismo a manos de otros más económicos y fáciles de limpiar, como el acero inoxidable, las ollas y otros elementos de cobre mantienen su vigencia y siguen siendo muy valorados. Por eso es importante saber cómo mantenerlos en buen estado, en particular mantenerlos limpios y, si es posible, relucientes.

La suciedad en los objetos de cobre se hace evidente enseguida, ya que sobre la superficie de forman unas manchas de un tono verdoso oscuro. Ante la aparición de estas manchas, la olla o el utensilio del que se trate no se debe utilizar hasta que no vuelva a estar limpio.

La limpieza del cobre

Para limpiar el cobre, el mejor método consiste en los productos naturales. El más recomendado es una mezcla de zumo de limón, vinagre caliente (una pequeña cantidad) y una cucharada grande de sal gorda. Se puede aplicar esta sustancia con un paño hasta aflojar la suciedad y luego aclarar con agua.

La suciedad en el cobre se hace evidente enseguida, y eso es una ventaja para evitar el uso de ollas o utensilios que no estén limpios

En caso de que la suciedad esté muy impregnada y cueste retirarla, se puede dejar el objeto de cobre en remojo en un vinagre bien caliente en el que se hayan diluido dos cucharadas soperas de sal. Esto aflojará la resistencia de las manchas, y luego ya se podrá aplicar la mezcla descrita en el párrafo anterior.

Otra manera de limpiar el cobre es, en lugar de exprimir limones para extraer su zumo y luego aplicarlo con un paño, directamente cortar un limón y frotar su pulpa sobre la superficie. La ventaja de este procedimiento es que ahorra el uso de un paño y permite refregar con fuerza sobre el objeto que se desea dejar limpio. Luego, al igual que con los otros métodos, es necesario aclarar con agua limpia y un paño.

Abrillantar el cobre

Si el objeto de cobre que se desea limpiar está muy sucio, debido a que se lo ha dejado abandonado durante mucho tiempo, la limpieza con los métodos anteriores puede demandar mucho tiempo y esfuerzo. Existe otra mezcla, también elaborada con productos naturales, que se recomienda en tales casos. Consiste en una suerte de pasta hecha con harina, vinagre y sal gorda. Se debe aplicar sobre el cobre y dejarla actuar durante unos minutos. Luego se debe quitar con agua y pasar un paño.

También existen productos industriales para abrillantar el cobre, que se consiguen en tiendas especializadas

Una vez que se ha logrado limpiar el objeto, llega el momento de hacer que se luzca: sacarle brillo. Para ello, el recurso natural que se recomienda es el papel de periódico, con el cual se debe hacer una bola y frotar con intensidad sobre la superficie de la olla o el utensilio en cuestión. Este papel es lo bastante fino para retirar las partículas que hubieran quedado adheridas en la superficie del cobre, y dotarán a la pieza del brillo que hubiera perdido.

Existen también, por supuesto, productos industriales para abrillantar el cobre, así como paños que se comercializan de manera específica con este fin. Se pueden conseguir en ferreterías y tiendas especializadas. Para su aplicación, lo recomendable es prestar atención y seguir las instrucciones de uso incluidas en el correspondiente envase.

Ventajas de las ollas y utensilios de cobre

Los productos de cobre en la cocina, en particular las ollas pero también otros recipientes y utensilios, presentan una serie de ventajas que los hacen muy valorados por los especialistas en la preparación de alimentos, pese a que en los últimos tiempos estos productos se realizan con aleaciones más ligeras y económicas y de limpieza más sencilla.

El principal beneficio del cobre es que distribuye el calor de manera uniforme por toda su superficie, debido a sus muy buenas cualidades como conductor de calor. Esto hace que en ollas y cacerolas de cobre la cocción de los alimentos sea mucho más homogénea que en recipientes fabricados con otros materiales. Y también hace que sea más difícil que tales alimentos se peguen al fondo del recipiente.

El cobre, además, mantiene en general el color de las verduras y evita que se ennegrezcan, como suele pasar en ollas de otros materiales, en particular con los espárragos y las alcachofas.

Y otra ventaja importante radica en un hecho que a veces parece negativo: que enseguida evidencia la suciedad. Cuando las mencionadas manchas verdosas se hacen visibles en la superficie del recipiente o el utensilio, es la señal que indica que ya no deben emplearse hasta tanto no se limpien. Otros materiales, en cambio, resultan engañosos: parecen limpios y, sin embargo, pueden soltar pequeñas trazas de plomo u otras sustancias tóxicas.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto