Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Carpintería

Tipos de contenidos: Bricolaje

Despilfarro de escuela de alimentaci�n
Λ

Colocar un armario empotrado en el dormitorio

Lo primero es decidir la distribución interior del armario

Para empezar hay que medir correctamente el hueco y tener clara la distribución del armario. Es importante decidir desde el principio qué distribución tendrá el armario, elegir el sistema de puertas que más convenga (correderas, abatibles, con bisagras...), así como el número de baldas, su disposición, etc. Una vez tomadas las medidas del hueco y del armario, se ha decidido construir un modelo mixto. Consta de un módulo para colgar prendas y otro formado por cinco baldas donde hay seis huecos de gran capacidad. El modo de cierre será de dos puertas a las que luego se añadirán unos espejos para dar mayor utilidad al mueble. La colocación de las puertas es sencilla, se trata de un modelo realizado con bisagras de cazoleta.

Las baldas tienen una profundidad de 70 cm y un grosor de 18 mm. Se trata de piezas de aglomerado cuya colocación es muy sencilla. De esta forma se asegura que el armario pueda albergar ropa y la estabilidad está garantizada. El armario se sustenta en patas regulables, similares a las que se utilizan en los módulos de la cocina. Se trata de un sistema que se puede nivelar con facilidad y que soporta el peso del armario. Una vez colocados los módulos, que se sitúan enrasados con respecto al lateral de la pared, se fijan con tirafondos y se colocan las regletas superiores y laterales. Éstas se sujetan mediante tornillos de ensamblar, asegurando lo máximo posible todas las uniones.

Puertas con espejos

Una opción de alto contenido estético y a la vez muy funcional es colocar dos espejos en las puertas. Además de reforzar el valor estético del armario empotrado, sirve como pequeño vestidor y lugar donde acicalarse. La colocación de las lunas de los espejos las llevará a cabo el cristalero. Hay que marcar con sumo cuidado las puertas para saber su ubicación y el cristalero fijará los espejos a la puerta. Antes de llevar los espejos al cristalero se puede optar por decorarlos para dar un poco más de lustre al acabado.

Etiquetas:

armario, colocar, empotrado




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto